Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Mario A. Rognoni (Q.E.P.D.)

Columnistas

Votaré por Navarro

.... la elección está centrada en tres partidos, CD, Panameñista y PRD.

Votaré por Navarro
Caricatura de Peña Morán

Desde hace muchos meses había decidido en primera instancia que apoyaría a Juan Carlos Navarro. Admito que con dolor de amigo le comente a Balbina, más que amiga una hermana, que no la apoyaría en esta vuelta, porque sentía que los tiempos no eran para ella, los tiempos eran de Juan Carlos.

Muchos amigos, a los que le comenté mi temprana decisión, me advirtieron que ellos sabían que con el tiempo yo abandonaría esa candidatura, el tiempo, me decían, me mostraría el error.

Han pasado casi tres años de precampaña, he oído de todo contra Navarro, desde que no puedes confiar en él, que dice que sí, pero no cumple, que era votar por la oligarquía, que se maneja con un círculo estrecho al que nadie tiene acceso, etc.

Luego, en medio de la campaña, surgieron otras voces, internas del partido, que lo acusaban de ser aliado de Martinelli (increíble, pero lo creían), que era un ‘Caballo de Troya’. Navarro, con mucha paciencia, mantuvo su línea, dejaría que el tiempo les mostrara sus errores, consolidaba su liderazgo con la Secretaría General del Partido y la candidatura oficial a la Presidencia.

Hoy, más cerca de Navarro, he comprobado que casi todo lo que se decía era falso. La única falla que le comprobé fue que no cumplía ciertos compromisos, pero lo entiendo. Con una agenda muy apretada y múltiples contactos diarios, Navarro en ocasiones le acepta a personas algo o se compromete a resolverles algo, pero en su traslado a una secretaria que lo anote y de ella a que se ejecute, en ocasiones no se cumple.

Pero las virtudes exceden sus defectos. Es un político emprendedor, dinámico, comienza su día de madrugada y termina tarde en la noche, es trabajador y sabe delegar. Navarro es sencillo, cercano a su pueblo, enamorado de la naturaleza. En 1994, Time lo escogió como uno de los cien lideres jóvenes más prometedores del planeta; luego, en 1999, TIME y CNN lo incluyeron entre los próximos líderes de Latinoamérica en el próximo milenio.

Para el panameño, Juan Carlos Navarro no es un desconocido. Creador y director por años de ANCON, su lucha por el ambiente lo proyectó nacionalmente. Como alcalde del distrito capital, electo en 1999, y luego reelecto en el 2004, Juan Carlos se proyectó, no solo en su trabajo en el distrito capital, sino nacionalmente, organizando a los alcaldes de todo el país. Juan Carlos como funcionario mostró creatividad, originalidad, innovaciones, pero quizás lo que más lo apoyó fue el excelente equipo de trabajo que pudo organizar y dirigir.

Hoy, en una campaña, donde sus principales adversarios son José Domingo Arias, joven, con poca experiencia administrativa y corriendo bajo el paraguas de los Martinelli, y Juan Carlos Varela, que compartió el gobierno por 26 meses con sus vicios y errores de Martinelli y que en sus presentaciones no muestra capacidad de lograr la conciliación entre los panameños, sino que acentúa las diferencias, más me convenzo de que mi decisión fue la correcta. Juan Carlos Navarro es el mejor de los candidatos a la Presidencia.

Reforzando mi decisión, los partidos políticos. En fin de cuentas, la elección está centrada en tres partidos, CD, Panameñista y PRD. Si quisiera evaluar el equipo que podría acompañar a José Domingo Arias, tendría que conocer el personal de Caprice. Martinelli gobernó hasta ahora con la mayoría miembro de su empresa Súper 99, ¿Arias usará a los de su empresa? Yo asumo que al terminar este gobierno los empleados del 99 volverán a sus antiguos cargos. CD no parece tener muchos cuadros para el gobierno, ya vimos la permanente rotación al darse vacantes.

Los panameñistas tienen experiencia en los cuadros que participaron en el gobierno del 99-04, solo que son Mireyistas y no apoyan a Varela. El gobierno de Varela tendría un gran sector de novatos e improvisaciones. Pero, Navarro viene con el PRD, una maquinaria de gobierno, con capacidad para designar hasta 10 gabinetes iniciales todos con experiencia.

En resumen, el mejor candidato es Navarro, el mejor partido el PRD. Todo apunta a que se dé la alternabilidad de gobierno y, si efectivamente se requiera para tener gobernabilidad un gobierno de conciliación, el PRD es el más indicado para dirigirlo. Si a Navarro le sumamos el grupo independiente que trajo a la nómina Gerardo Solís, tenemos los ingredientes perfectos para un gobierno que propicie una constituyente, que devuelva la institucionalidad al Estado panameño y que gobierne con una verdadera separación de poderes y justicia que no permita la impunidad. Lo que el país necesita, lo traen Navarro, Solís y el PRD. Ya no es más cambios, ahora es traer orden, honestidad y desarrollo social.

ANALISTA