Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Julio E. Palacios Sambrano

Columnistas

Tránsfugas o chaqueteros

La Real Academia de la Lengua Española los definía así: Tránsfuga: Persona que pasa de una ideología o colectividad a otra

Hoy temprano leía a un importante periodista hacer las definiciones de tránsfugas y chaqueteros, refiriéndose a estas personas que han exacerbado como nunca antes en nuestra historia esta desleal y vulgar practica de la traición.

Y según este periodista, la Real Academia de la Lengua Española los definía así: Tránsfuga: Persona que pasa de una ideología o colectividad a otra. Persona que con un cargo público no abandona este al separarse del partido que lo presentó como candidato. Militar que cambia de bando en tiempo de guerra o conflicto. Chaquetero: Persona que cambia de causa o partido por conveniencia.

De hecho no es el único periodista que manifiesta su alta preocupación del tema y muchos lo han manifestado en sus diferentes medios de comunicación, y de hecho hay toda una campaña de concienciación al respecto, y es por tal razón que me uno y manifiesto mi opinión también definiéndolos como sinvergüenzas y oportunistas pretenciosos, que no se han dado cuenta todavía del daño que le hacen a nuestra sociedad y a la patria, al crear estos malos hábitos y sembrar en las futuras generaciones estos malos valores de la traición, la deslealtad y el rufianismo. Hay casos de personas que han sido así toda la vida y a mi juicio es su estado natural ser tránsfuga y chaquetero, ya que tienen cuatro campañas en cuatro partidos diferentes y en la mayoría de estos casos las comunidades los han rechazado y todas las campañas las han perdido.

Pero hay un par de casos en donde por alguna extraña razón el truco, o la hipnosis o este rejuego les ha sido conveniente y esto sí es preocupante en verdad.

Tal vez por la compra de conciencia, a través del uso exagerado de recursos del Estado o personales, pero el final es que lo logran y eso es imperdonable.

Se me hace difícil creer que existen entre nuestros conciudadanos circuitos electorales donde no entiendan el daño que han estado haciéndole a la sociedad, reconociendo esta deleznable práctica política de la traición a conveniencia.

Debemos continuar en esta campaña masiva en contra del transfuguismo, del chaqueterismo y de la sinvergüenzura. Porque el que vende su conciencia es capaz de vender su alma, es capaz de vender a su familia y hasta su patria.

Ya falta poco más de un mes para las elecciones generales el próximo domingo 4 de mayo. No dejemos que esta lamentable situación siga prosperando en nuestro país.

Hagamos un voto serio, un voto de justicia, un voto por el futuro de nuestros hijos, un voto por nuestra patria.

Para que quienes nos representen y nos gobiernen sean los mejores y todos juntos vayamos ‘camino a la victoria’ por un mejor Panamá.

POLÍTICO