Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Leonor T. Mendieta R.

Columnistas

Cierres con propuestas huecas

Se van cerrando las campañas políticas con miras a las elecciones del ya muy próximo 4 de mayo, 20 DÍAS.

Se van cerrando las campañas políticas con miras a las elecciones del ya muy próximo 4 de mayo, 20 DÍAS, —eso pasa más rápido de lo que se persigna un ñato— y yo aún, no sé ustedes, siento que las propuestas dicen poco.

Quitándose el afán de que los ‘del cambio’ no repitan, ¡por nada del mundo!, la verdad, las propuestas se parecen todas en un detalle: parecen solo promesas de esas que los novios le hacen a las novias para conseguir la ya no importante primera prueba de amor, saben que no las van a cumplir, solo quieren lograr su propósito, ganar... y punto, después vendrán las decepciones, ya verán. Han prometido unas cosas, que quisiera que todos pudieran ganar, solo para ver cómo las cumplirán.

Siguen ‘comprando’ votos, prometen seguir con los subsidios, y crear más, van a quebrar el Estado o/y nos van a convertir a todos en miserables, porque para sostener un pueblo subsidiado la única alternativa es... MÁS IMPUESTOS. O sea, yo, que estudié con el esfuerzo de mis padres campesinos y el propio, con préstamo del IFARHU o trabajando de día y yendo a la ‘U’ de noche, con jornadas de hasta 18 horas diarias y que cada vez me he apretado el cinturón para más o menos tener una vida con calidad, debo bajar mi nivel de vida para que muchos que no se esfuerzan reciban lo que los políticos quieran darles solo por mantenerse en el poder.

Subsidios, en lugar de políticas de Estado para educación, salud, vivienda, agro, salarios DECENTES de acuerdo a los tiempos que vivimos, esta palabrita cómo me gusta, sobre todo por lo poco que la veo en las acciones de los políticos gobernantes y aspirantes a serlo. Y no se me pongan sensibles, que aquí la estoy aplicando solo al andar político, aunque habrá quienes no la aplican ni en lo privado, pero ese no es mi asunto. Aunque, una mala persona no puede ser buena como funcionaria.

El asunto es que las propuestas siguen siendo huecas, solo discursos de tarima ni siquiera de barricada. Pero, lo que sí les digo es que gane cualquiera, menos dejar que estos de hoy sigan un minutos más. El dos de julio deben comenzar a subir y bajar las escaleras del Ministerio Público. ¡Por Dios que sí! NO BOTEN SU VOTO. POR DIOS Y LA PATRIA, O POR USTEDES MISMOS, SI NOS PONEMOS EGOÍSTAS.

EDUCADORA (R)