Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Natalia Ferrell

Columnistas

¡Patacones y café con leche! ¡El aliado reconciliador!

Luego de tiempos difíciles... tiempos en donde se dieron las llamadas contiendas y los efusivos debates

Luego de tiempos difíciles... tiempos en donde se dieron las llamadas contiendas y los efusivos debates, llega reconciliadora una parejita nutritiva. Un dúo fortificador que conlleva, a su vez, una tercera sustancia reparadora. Un par que abriga y origina las más pegajosas sonrisas: ¡patacones y café con leche!

¡Fíjense! Su magnesio nos fortifica el más importante músculo del cuerpo. Músculo que sufrió momentos de intenso e irregular palpitar. Y vivió ratos y ratos de tremendos sustos. Su potasio nos puede regular los impulsos nerviosos. Y ni se diga de la Vitamina B6, que ayuda para que las proteínas nos permitan lucir musculosos. Como si nada hubiese pasado.

Entonces, no perdamos más tiempo y ofrezcámosles pues, la oportunidad a la Vita C y al Ácido Fólico para que nos prevengan de una tambarria causada por cualquiera plaga que se nos haya querido pegar durante el ajetreo pasado y la lidia reciente. Y, también por el agotamiento por todo ese ir y venir atolondrado...

¡Adelante! ¿Por qué no decirle sí al conjunto ideal? Aquel que es capaz de aumentar las sustancias alimenticias que necesitamos para reponernos de la posible invasión de tóxicos y catabólicos, o como se les pueda llamar... Aquellos que pudieron apoderarse de nosotros y ser, quizá, la causa de que hoy día nos encontremos por allí, caminando sin rumbo fijo y con el ánimo vencido. Casi... casi derrotados...

Pensándolo bien, creo que, para la recuperación, invoquemos, orgullosamente al conjunto ideal: patacones y café con leche: Sencillamente panameño, nutritivo, cosquilloso, humorista. Pero, sobre todo, ¡nutritivamente reconciliador!

EDUCADORA