Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

Reelección de la Partidocracia

Luego de transcurrido el proceso electoral comienzan a corroborarse los vínculos electorales que llevan a Varela a la presidencia

Luego de transcurrido el proceso electoral comienzan a corroborarse los vínculos electorales que llevan a Juan Carlos Varela a la Presidencia de la República.

En primer lugar, se manifiesta el apoyo que da el llamado ‘círculo cero’ a esta candidatura, misma que tejió la articulación en el PRD y CD. Aparecen figuras connotadas del neoliberalismo, que impusieron el abandono de la responsabilidad social del Estado, tal es el caso de Alberto Vallarino, el banquero que aumentó los impuestos, la gran estafa de Banistmo, el mismo de la torre financiera y del escándalo de Buenaventura. Por otro lado, encontramos a Demetrio Papadimitriu, quien se autoproclama el estratega del triunfo de Varela; sin embargo, años atrás acusó a Varela de manejos irregulares en el caso de la compra de un terreno en Chilibre para construir un hospital donado por Taiwán, a su vez Varela acusó a Papadimitriu de haberse escondido detrás de las faldas de una mujer, Anabelle Villamonte, exdirectora de Titulación de la ANATI, en el escándalo de Juan Hombrón. A nivel internacional, se menciona al estadounidense Christian Ferry, quien fue subdirector de campaña de John McCain en su fallida candidatura presidencial de 2008, como director de estrategia de la campaña de Varela, que se dedicó a preparar discursos, organizar las bases y contratar espacios para mensajes televisivos. Allí queda evidenciada la catadura de la próxima administración.

En segundo lugar, so pretexto de la gobernabilidad, ya iniciaron las conversaciones entre las bancadas de la partidocracia para obtener el control de la Asamblea Nacional. Se ha dejado relucir las amenazas y chantajes. No tardan los pactos entre ellos, que garanticen impunidad, que promuevan el transfuguismo, una asamblea funcional para imponer medidas antipopulares. En este escenario, Martinelli apuesta al control, no solo por la cantidad de diputados electos que obtuvo CD, sino, y principalmente, por los expedientes que dice tener sobre todos ellos.

Este es el accionar de una partidocracia que ha vuelto a reelegirse, pues el continuismo de las políticas económicas es evidente, el accionar político antiético es la modalidad de unos y otros, su acostumbrado gatopardismo (cambiar algo para que nada cambie) se mantiene. Además, la reelección se mantuvo en la figura del vicepresidente de Ricardo Martinelli. Le vendieron al pueblo una novela, como dijera el propio Papadimitriu. Lo cierto es, como dice el Papa Francisco: ‘A la gente la empobrecen para que luego voten por quienes los hundieron en la pobreza’.

Como se ve, el escenario que se empieza a vislumbrar para los sectores populares, que no es otro que el de organización y de lucha, toda vez que el nuevo gobierno que toma posesión el 1° de julio, representa los mismos intereses de la clase dominante que continuará, sin lugar a dudas, con la aplicación en materia económica de las mismas políticas neoliberales, que gobierno tras gobierno de la partidocracia, han impuesto a sangre y fuego, abriendo nuestros mercados y entregando nuestras riquezas a las empresas transnacionales y a los empresarios nacionales inescrupulosos que, al igual que el Presidente saliente Ricardo Martinelli, solo piensan en hacerse cada vez más ricos, sin importar que miles de compatriotas pasen hambre.

Seguirán los problemas de alto costo de la vida, agua potable, recolección de basura, aguas servidas, deterioro de planteles educativos e infraestructura de salud, depredación ambiental, inseguridad ciudadana, entre otros.

En este mes de mayo, que conmemoramos los 111 años del fusilamiento del cholo Victoriano Lorenzo, a quien el FAD rindió homenaje el 4 de mayo al dedicarle el esfuerzo organizativo electoral, nos mantenemos en el firme convencimiento de la urgente necesidad de organizar y concientizar al pueblo trabajador para la construcción de una sociedad justa y equitativa.

Las actuales circunstancias, hacen obligatorio volver a su ejemplo para nutrirse y para renovar una vez más nuestro compromiso de continuar al lado de nuestro pueblo librando jornadas de lucha y de victoria, en la construcción de una patria para todos.

SINDICALISTA