Temas Especiales

23 de Oct de 2020

Miguel Ávila R.

Columnistas

Ideas para la nueva ministra de Educación (II)

La educación debe estar consciente de la realidad histórica que vive el país. Esta debe cumplir su labor

La educación debe estar consciente de la realidad histórica que vive el país. Esta debe cumplir su labor. Hagamos un pueblo culto y solo así seremos realmente libres. Una enseñanza con relación al patriotismo como lo señalaba el Dr. Harmodio Arias Madrid, casualmente en su periodo presidencial se creo La Caja de Ahorros: ‘El hombre culto no se somete a los degradantes lazos de la servidumbre’. Aunque esto no siempre es así, cuando se trata de los comerciantes de su intelecto, muchas veces disfrazados de izquierdistas, cuando realmente son como advierte Ernesto Sábato ‘revolucionarios de bolsillo’.

Hay que formar conciencias críticas creando un nacionalismo fundado en un sólido pilar de amor a la Patria, defendiendo los intereses nacionales, nuestras costumbres y no suplantarlas por las foráneas. No se trata de odiar a otros países, ni de chauvinismo, ni demagogias en campañas electorales.

Los maestros y todos lo ciudadanos que deseamos sacar a este país del fango, tenemos que dar el ejemplo, orientando, inculcando el sentimiento de Patria, enseñando a estudiar la historia de Panamá sin apasionamientos, de manera imparcial, a escudriñar el pasado, el sentido de responsabilidad, honradez, a pensar, razonar y no tanto memorizar.

Se debe implementar una constante dinámica de investigación y no esgrimir burdas patrañas, como por ejemplo que en este país nada sirve, que no hemos tenido grandes hombres que nos dejaran el camino trazado.

Debemos poner en práctica las palabras del historiador don Rodrigo Miró Grimaldo: ‘Es de inocultable urgencia ir al encuentro de nuestra historia real sin perjuicios ni segundas intenciones’.

En las actuales condiciones en que se encuentra la educación, urge poner en práctica el pensamiento de José Daniel Crespo, Guillermo Andreve, José Dolores Moscote y Federico Velásquez entre otros, cuyos postulados cobran vigencia hoy en día, para así cumplir la máxima del Dr. Justo Arosemena: ‘A la democracia por la cultura’.

ABOGADO