22 de Feb de 2020

Avatar del Modesto A. Tuñón F.

Modesto A. Tuñón F.

Columnistas

Diálogo de Cantinflas y Maquiavelo

... ‘hay tanta distancia de cómo se vive a cómo se debería vivir, que quien deja a un lado lo que se hace por lo que se debería hacer, ...

‘Pos chato, tú sabes que aunque no haya formal coadministración, se requiere fiscalización cuando se trata de bienes comunitarios confiados al cuidado de los gobernantes. Debes refrendar los contratos, pero aquellos que no pueden ser considerados nocivos y allí, ajustarte los lentes certeramente para que no te pasen, como en una fonda de mariscos, una sarta de camarones de lujo, de millones que pagarán cada uno de los valedores ciudadanos’.

Eso le contaba Cantinflas a Maquiavelo, mientras dialogaban parados ante una ventana en un edificio situado frente al hotel Intercontinental en la avenida Balboa. Se encontraron casualmente; fueron citados para asesorar en políticas de control del gasto público que se formulaban para impulsar en el país. Se pretendía que el primero pudiera dar un sentido popular a las medidas propuestas por el segundo.

‘Tú no puedes rebajar a caricatura las recomendaciones que propongo; es como una bofetada y me siento triste y disgustado, porque se ha trabajado bien’, afirmó Maquiavelo. ‘Sabes que toda comunidad tiene dos espíritus contrapuestos: el del pueblo y el de los grandes (que quieren gobernar al pueblo), que están en constante conflicto. Acá, solo se ha propuesto que la cosa pública fluya y las decisiones apuntan a este objetivo’.

Desde el sexto piso del edificio, se ponían de acuerdo en dar coherencia a sus propuestas, así como lograr una unidad que pudiera ser de utilidad a las decisiones adoptadas para orientar, consolidar y encausar las estrategias económicas con acciones de control. Probablemente se cuestione la conducta seguida, pero hay que recordar que se puede contar con herramientas como la frase ‘no tenemos el dato ahora mismo’, planteó el italiano.

Cantinflas miraba incrédulo su interlocutor y oía el discurso. ‘¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario’, dijo entonces al reflexionar sobre lo que escuchó. Los intereses no son iguales en ambas esquinas del cuadrilátero sociopolítico, agregó: ‘Recuerda que el que parte y reparte, se queda con su Bonaparte’, concluyó.

Mientras le sometían un contrato para recomendar cómo convencer sobre el respectivo refrendo, Maquiavelo recordó la imagen de un exgobernante y opinó: ‘Puede existir un hombre cuya virtud política —entendida como saber aprovechar los momentos de fortuna y escapar de los desfavorables— supere a la sociedad en conjunto; pero dicha virtud política morirá con el mortal que la posea, cosa que no ocurriría en una República bien organizada’.

Recuerda que hay momentos de la vida que son verdaderos momentáneos, dijo Cantinflas. Maquiavelo, intuyó un aire de doble sentido en la frase y recordó al amigo que toda la documentación suele ser analizada por las instancias legales y financieras. El gobernante debe poseer seria destreza, intuición y tesón, así como habilidad para sortear obstáculos, y ‘moverse según soplan los vientos’, arguyó.

Sobre las contrataciones, Maquiavelo recomendó que ellas debieran ser verificadas y que hasta allí llegasen los procedimientos. No había por qué suponer sobre posibles implicaciones en las auditorías posteriores. Cuando suceden irregularidades en los procesos, se les desplaza a instancias de anticorrupción o la fiscalía de cuentas. ‘Es menester estar por encima del bien y el mal’, espetó.

‘Hay que tomar en cuenta que la primera obligación de todo humano es ser feliz, la segunda es hacer feliz a los demás’, dijo Cantinflas. Su oponente consideró que ‘hay tanta distancia de cómo se vive a cómo se debería vivir, que quien deja a un lado lo que se hace por lo que se debería hacer, aprende antes su ruina que su preservación’.

Ambos siguieron su animada conversación; mientras abajo en la avenida, un auto patrulla seguía desenfrenadamente a un vehículo en que huían malhechores, protagonistas de varios asaltos a restaurantes.

*PERIODISTA Y DOCENTE UNIVERSITARIO.