23 de Feb de 2020

José A. Amador Velarde

Columnistas

Mensaje a la conciencia

Estamos en octubre, el mes dedicado a la Prevención del Cáncer y la antesala al Mes de la Patria

Estamos en octubre, el mes dedicado a la Prevención del Cáncer y la antesala al Mes de la Patria. Las actividades generalizadas para alertar a la población sobre la terrible enfermedad, son plausibles y representan un esfuerzo para preparar al ser humano con los recursos disponibles y evitar sufrirla.

‘El Cáncer es curable, si se detecta a tiempo’, frase que he usado en reiteradas ocasiones; pero que ha cambiado su significado, para mí, luego de ser ‘Sobreviviente de Cáncer de Próstata’. ¿Por qué pienso así?, producto de las experiencias vividas, luego de ser tratado en el Oncológico, donde recibí la más esmerada y profesional atención, al punto que lograron controlar la enfermedad, luego de un tratamiento intenso de radioterapia. No obstante, debemos aceptar que la cura para controlar o erradicar la enfermedad conlleva un sacrificio posterior, producto de los efectos secundarios que los tratamientos dejan, en las mayoría de los pacientes tratados.

Soy testigo del ‘recobro de mi salud’, gracias al oportuno diagnóstico logrado personalmente cuando sentí malestares para orinar y procedí a hacerme un examen sanguíneo PSA, con la autorización de mi médico general, siguiendo las recomendaciones de hacerme o no el examen. El resultado obtenido mostró elevado porcentaje de inflamación, arriba de 4 %. Esperamos una semana y acudimos a otro laboratorio logrando un resultado positivo mayor. Lo que me indicó visitar a un urólogo, quien contactó la existencia de un tumor en la próstata. Conociendo las exigencias del Oncológico, me practicaron una ‘biopsia’ para determinar el estado y si era o no cancerígeno. El resultado patológico fue positivo de cáncer y el urólogo me dio la referencia para ser atendido en el ION.

Por la experiencia lograda, envío este ‘Mensaje a la Conciencia’, en especial a los hombres de hacerse anual o dos veces al año en examen de PSA para ayudar a diagnosticar la existencia de cáncer prostático que es el de mayor incidencia en nosotros los varones. Por naturaleza masculina, no queremos hacernos el examen rectal para detectar la existencia de un tumor en la Próstata, de allí la recomendación del examen PSA, mediante supervisión médica, para tomar la decisión correspondiente de haber sido afectado por la enfermedad.

Como dije al inicio, soy creyente que el cáncer no se cura totalmente. Esta enfermedad se controla y puede ser desaparecida del órgano que fue afectado, como mi caso y el de muchas personas que lo han sufrido y son sobrevivientes de la enfermedad. Pero por el hecho de tener un diagnóstico de ‘Curación’ no es posible bajar la guardia, por la sencilla razón de que en todos los órganos del cuerpo, incluyendo los huesos, existen células cancerígenas que pueden reactivarse posterior a la cura del anterior.

Debemos tener presente que el CÁNCER ES DEMOCRÁTICO, afecta a ricos, pobres negros, blancos, jóvenes, incluso a niños y, aunque las estadísticas muestran mayor incidencia de cáncer en los adultos, tanto a hombres como mujeres. No podemos descuidarnos y ante cualquier manifestación irregular en el cuerpo, hacerse ver de un facultativo.

En mi peregrinar por las calles de mi querida provincia Chiriquí, dejo siempre un mensaje a los amigos o conocidos: ‘Si no quieres que a tu mujer, esposa o concubina... la atienda otro... ¡hazte el examen! Porque, de lo contrario, te reemplazarán’.

*HISTORIÓGRAFO Y ESCRITOR.