19 de Ago de 2022

  • Antolino Herrera Castillo

Columnistas

De conducta humana (II)

Si perdieron la guerra contra los blancos, fue por las diferencias en la tecnología (de 500 a 1000) años

Hoy el mundo está lleno de genios, pero igual está (el mundo) tan asustado como la liebre con su eterno y fiel perseguidor, el perro. Los temas de las personas van a variar según sean sus intereses. Así el tema de las monjitas, sería el tema de Dios; el tema de los amigos de lo ajeno sería la hora, lugar y la estrategia a seguir para el próximo pillaje. El tema de cierto legislador (no importa si es de Panamá), sería como alcanzar más poder, cargos, nuevos ingresos, sillas presidenciales, comisiones de trabajo prometedoras y arreglitos políticos. Muchos de ellos han decidido ‘ser’ y no ‘hacer’. Los indígenas siempre han sido inteligentes. Si perdieron la guerra contra los blancos, fue por las diferencias en la tecnología (de 500 a 1000) años. En Panamá por ejemplo, tuvieron que replegarse, buscando el refugio en las alturas de las montañas y las selvas espesas; lo cual también fue muy inteligente. El indígena es consciente de que si todos quieren ser caciques o sahilas, (los Ngäbe Buglé y los Gunas), no hay quien haga el trabajo y la guerra por la vida, por la patria o la especie se pierde. El indígena también es consciente de que tiene que haber un rey, también un Chaman; el yerbero o botánico; dueño de los secretos de la selva y de la naturaleza, la cual alcanza el cosmos; la luna, las estrellas, el sol, los cometas y planetas y la misma fuerza de gravedad del científico Isaac Newton. En fin, como vivimos en una sociedad que quiere ‘ser’, siempre aparecen los pavos reales, deseosos de que los miren, pero que en el fondo son unos vagos, que no aportan nada ni a su familia, ni a la sociedad, ni al Estado. ¡Muchos saludos en este nuevo día!

ECONOMISTA Y DOCENTE UNIVERSITARIO