Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Zayury De Buc

Columnistas

Las buenas acciones

En nuestro país, este año se implementó el Día de las Buenas Acciones, impulsado por reconocidas ONG

En la actualidad, muchos comercios, compañías diversas y bloggers han influido positivamente en nuestra sociedad, debido a que se han caracterizado por promover en las redes sociales, campañas enfocadas a ser ciudadanos partícipes del buen accionar y pensar positivamente.

Con respecto a la parte empresarial, considero que los mercadólogos han creado estas estrategias para darle a conocer a su público objetivo que su empresa posee y le interesa ser parte de la Responsabilidad Social Empresarial, tema muy moderno que logra el desarrollo sostenible de las organizaciones, logrando un crecimiento eficaz, y de esta manera mejorando las posibilidades y oportunidades de la comunidad en donde se establece la empresa.

Más que ser empresas que buscan conseguir sus metas periódicas de acuerdo a sus ventas generadas, han adquirido un nivel alto de conciencia en ser negocios que reflejen una imagen corporativa responsable, asumiendo compromisos con los grupos de interés para solucionar problemas de la sociedad.

Las buenas acciones las podemos definir como las situaciones en las cuales se hace el bien para los demás e inclusive el bien propio. Esto nos lleva a concluir que siempre van a estar acompañadas de valores y de una buena moral hacia el entorno que nos rodea.

Las redes sociales, por ser un atractivo, en su mayoría para adolescentes y jóvenes, se han convertido en la tecnología base para causar un efecto motivador para todos los estratos de nuestro país.

En nuestro país, este año se implementó el Día de las Buenas Acciones, impulsado por reconocidas ONG, iniciativa ideada en el 2007 por la empresaria y filántropa Shari Arison. La misma ha logrado concientizar a más de 50 países alrededor del mundo acumulando más de dos millones de horas de voluntariado y más de 400 000 personas en dicha actividad.

El mundo está urgido de personas solidarias y con ganas de contagiar a más personas a hacer el bien; vivimos en una sociedad escasa de valores, principios, profesionales con vocación, individuos con compasión, y se necesita hacerle cambiar el pensamiento a muchas personas que he escuchado en ocasiones decir: ‘¿Para qué hacer esto si después viene otro y lo daña?’, ‘¿Para qué hacer las cosas bien, si con el juegavivo consigo más?’ y es éste exactamente el punto que no nos permite avanzar como humanidad, que generalmente pensamos si hacemos algo bueno no se notará o nadie lo valorará, cuando deben ser siempre las buenas acciones satisfacciones propias y como se dice: las buenas acciones tarde o temprano encuentran su premio, según la ley espiritual de que uno siempre recoge lo que siembra.

Si tratamos mal, recibiremos mal trato de vuelta, y esto es en todos los ámbitos de la vida; si no contribuimos a proteger el medio ambiente y todos los elementos que lo reúnen, acabaremos con todos los recursos que necesitamos para vivir. Si no contribuimos con ser un ciudadano honesto, tendrás un país corrupto; si no colaboramos con la solución a los tantos problemas sociales que enfrenta la nación, se incrementarán cada vez más y así sucesivamente.

Es crucial que desterremos de nuestro pensamiento que nuestros gobernantes son los únicos encargados de trabajar por el país, cada ciudadano debe siempre basarse en la buena fe y en el deseo genuino de aportar para el bien y que las cosas se hagan correctamente para beneficio de todos.

Esperemos que la creación del Día de las Buenas Acciones no sea una única fecha para emprenderla y que no se haga por una moda, sino que sea un gesto de corazón enfocado siempre a dejar huellas en el mundo.

¡Deja tu marca y contagia el bien a otros!

*ESTUDIANTE DE MAESTRÍA EN ADMINISTRACIÓN DE NEGOCIOS CON ÉNFASIS EN GERENCIA ESTRATÉGICA.