Temas Especiales

08 de Apr de 2020

Elida Guadalupe Navarro

Columnistas

Ley de Juventudes para Panamá

'Esto mismo pasa con la propuesta de Ley de Juventud que se encuentra en la Asamblea Nacional'

Hace mucho ya de los hechos del 9 de Enero de 1964, en donde jóvenes impusieron su dignidad y exigieron respeto a su soberanía como panameños. Se dice que de esa generación la actual dista mucho, que ya no hay compromiso, que ya la juventud no está tan comprometida como antes.

Inicié mi trabajo voluntario hace varios años con el Consejo Nacional de Juventud, organización creada con el ánimo y esfuerzo de más de 200 organizaciones juveniles a lo largo y ancho de Panamá, con el objetivo de ser ese cuerpo juvenil base que levantara una Ley de Juventudes y defendiera los derechos y deberes de los jóvenes.

Cuando uno trabaja como voluntario en alguna de estas organizaciones juveniles, donde lo único que existe es el ideal de un Panamá mejor por más cliché que suene, uno se pregunta ‘¿por qué siguen diciendo que la juventud no se interesa cuando nos reunimos un domingo a las 2:00 p. m. a debatir y buscar soluciones a diferentes temas de interés?'.

Esto mismo pasa con la propuesta de Ley de Juventud que se encuentra en la Asamblea Nacional. No puedo hablar por los demás y mucho menos por todos los jóvenes panameños, eso sería una osadía y avaricia muy grande, pero puedo decir lo que he vivido y visto estos años en el sector juvenil de Panamá.

En los últimos quince años ha habido intentos de otros proyectos de Ley de Juventud, diferentes organizaciones gubernamentales como Mides, Asamblea Nacional, las agencias de las Naciones Unidas como: PNUD, UNFPA, organizaciones juveniles como Consejo Nacional de la Juventud, entre otros, han trabajado en diferentes proyectos de ley, propuestas de ley, talleres de construcción de Ley de Juventud sin fruto alguno. ¿Por qué? Uno de los grandes problemas de los panameños: La desarticulación de esfuerzos.

Se nota que hay desarticulación cuando se propone ante la Asamblea Nacional un proyecto de Ley de Juventud, cuando debería ser Ley de Juventudes, pues somos diversas juventudes campesinas, indígenas, urbanas, LGTBI y muchas más, no solo una juventud y este tipo de errores pequeños ocurre cuando no se articula, cuando no se habla con las autoridades pertinentes y se les pone al tanto, cuando no se habla con los expertos que son las agencias internacionales, cuando no se averigua sobre procesos anteriores y similares para evitar caer en viejos errores, cuando no se consulta con las juventudes de Panamá y se planea hablar en nombre de las juventudes porque sí.

Actualmente estamos sufriendo los jóvenes de esa desarticulación, pues se está trabajando en una propuesta de Ley de Juventud inconsulta. Inconsulta con los organismos nacionales e internacionales a quienes les compete el tema; inconsulta con los jóvenes de todas las provincias; inconsulta con las autoridades; inconsulta contigo, si no sabías de una Ley de Juventud; inconsulta conmigo, si no se me escucha cuando quiero, pido, trabajo y exijo por una Ley de Juventudes legítima, fértil y justa para todas las juventudes de Panamá.

*MIEMBRO DEL CONSEJO NACIONAL DE JUVENTUD Y ACTIVISTA DEL SECTOR AGROPECUARIO.