Temas Especiales

19 de Jan de 2021

José A. Amador Velarde

Columnistas

Cárceles exclusivas: “la casa o la ciudad”

'La lista es grande y han sido acusados desde el presidente Martinelli para abajo..'

Estamos viviendo una etapa de ‘investigaciones y juicios' a funcionarios de la Administración Gubernamental pasada y algunos empresarios colaboradores, producto de acusaciones de la sociedad civil y particulares, pretendiendo castigar a quienes se les compruebe participación en actos de corrupción.

La lista es grande y han sido acusados desde el presidente Martinelli para abajo, mostrando una cara nacional e internacional de profunda crisis social y política donde imperaba la corrupción y el juegavivo.

La situación ha motivado el interés nacional exigiendo ser castigados con la severidad del caso y dentro de las Leyes, preservando en todo sentido probar sin duda alguna su participación, lo cual exige una prolija investigación. No obstante, nos encontramos con una condición, inaceptable: las actuaciones de las fiscalías al proceder contra algún exfuncionario o empresario denunciado, al cual se le ‘premia' con una medida cautelar: de ‘Casa o Ciudad por Cárcel', estando esta decisión contra todo principio de respeto a los ciudadanos honestos y responsables al permitirles el beneficio de una ‘Cárcel Exclusiva', dando la impresión ser merecedores de todo respeto de integridad al demostrar su ‘inteligencia y habilidad' para delinquir, distinguiéndolos de los comunes delincuentes hijos de la cocinera, quienes al ser detenidos para investigarlos, son encarcelados en lugares con un hacinamiento mayúsculo y postergando sus casos ante las autoridades competentes reglamentada por las leyes, permitiéndonos conocer de reos con varios años de prisión, sin realizar los juicios correspondientes para demostrar su culpabilidad o inocencia.

Para las actuales autoridades, quienes participaron en actos de corrupción, merecen un trato preferencial por ser de ‘Cuello y Corbata' y no les pueden privar de los beneficios personales: vivir con su familia, disfrutar de fines de semanas en la playa, ir a bailes nocturnos, asistir a reuniones de amigos, en otra palabras, vivir la plena vida y disfrutar de todas sus comodidades personales en los 275 kilómetros de la Ciudad, riéndose de quienes actúan correctamente.

Los ciudadanos que mantenemos nuestras actuaciones dentro de las leyes consideramos inaceptable y ofensivo tal procedimiento aplicado a quienes se investiga y se castiga de ser culpables. No debe existir diferencia alguna, al ser llamados a rendir cuentas como exfuncionarios de alta categoría o supuestos empresarios, los cuales aprovecharon las circunstancias y actuaron en contra de los intereses del pueblo apropiándose de los recursos económicos.

Exigimos que para todo individuo al ser investigado y se compruebe su posible culpabilidad, proceder a su encarcelamiento de inmediato en una institución establecida y eliminar el privilegio de una ‘Cárcel Exclusiva'.

HISTORIÓGRAFO Y ESCRITOR.