Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Avatar del Modesto A. Tuñón F.

Modesto A. Tuñón F.

Columnistas

Muyala, la cautivante voz uruguaya

‘Malena Muyala, ... hizo un concierto en el Ateneo de la Ciudad del Saber...'

La música uruguaya tiene la particularidad de ser una rica compilación de influencias de los países que limitan con esa nación sureña y de la propia cultura rítmica que ha surgido de la inspiración de sus artistas, costumbres y diversidad ciudad-campo. Esto ha producido una amplia gama de formas que se han consolidado en el candombe, la murga, tango, milonga, chamarrita y el vals local, entre otros.

La extensión y población del Uruguay son reducidas, pero el impacto de sus cantautores ha atravesado las fronteras. Son significativas las aportaciones creativas de figuras como Daniel Viglietti y Alfredo Zitarrosa, que supieron mezclar lo clásico con lo popular y darle un sentido social nuevo a las melodías, a la ejecución instrumental y al texto de sus interpretaciones, sobre todo originadas en la vida cotidiana y las experiencias comunitarias.

En ese contexto, se ubica la experiencia musical de Malena Muyala, quien hizo un concierto en el Ateneo de la Ciudad del Saber, bajo el sello de producción de World Music Panama, acompañada de su grupo, un pianista, batería y contrabajo. Este conjunto dio una muestra de la capacidad multifacética de los sonidos extraídos de esta amplia trayectoria y en cada una de las expresiones que dominan con especial maestría.

La cantante apareció en el escenario, acomodó el sitio desde donde iba a establecer la relación con su audiencia y se sentó con la guitarra sobre las piernas. Iba vestida con un pantalón ajustado y botas de tacones que le daban una apariencia vaquera. Con una amplia cabellera oscura y una voz que tiende a la conversación, al diálogo, empezó a hablar de su país, la singularidad y características que le hacen ser conocida como la República Oriental.

En sus primeras canciones dejó constancia de lo importante que es la vivencia cotidiana de los barrios o arrabales; algo que ya dio una dimensión a Mario Benedetti con sus versos cargados de la simplicidad profundidad, convertida en figuras retóricas. Ella habla de los pies sumergidos en la comunidad, entre las calles y donde surgen esos valores que trascienden. Se confiesa autora de sus propios tangos y otras manifestaciones.

Brinda en su recital, algo del repertorio de su disco ‘Viajera' y también nuevos materiales de su próximo trabajo que en la actualidad concluye su fase de producción. ‘No se despide quien se queda en la curva del desvelo...' nos canta, mientras los instrumentos le impulsan rítmicamente en los compases de milongas y tangos. Su voz hace énfasis en los aspectos sentimentales de los contenidos y le imprime una distinción propia.

Aunque estas formas armónicas que comparten Uruguay y Argentina se han distinguido por ser expuestas por músicos y ejecutantes masculinos, Muyala ofrece una proyección muy personal, que demuestra su dominio de estos caminos. De allí la cantidad de premios y distinciones, que incluyen varios discos y DVD de oro y platino; así como un reconocimiento denominado Graffiti a la mejor grabación en tango.

La relación romántica ocupa un espacio cimero en su lírica; ‘... si grande fue el amor cuando viniste / grande fue el dolor cuando te fuiste...'. Sin embargo los detalles, le animan a jugar con las figuras concretas; ‘... tres palomitas tiesas en la pared...'. También deja lugar para el bolero con acordes caribeños, de los hermanos Expósito e interpretado por el clásico Bola de Nieve, entre otros, ‘Vete de mí' con un rasgo milonguero.

El carácter amplio y abierto de la musicalidad de esta uruguaya se deja sentir con su ramillete de melodías; pero lo más importante es el espacio entre canciones cuando habla y logra exteriorizar algo de su intimidad, que la acerca y despliega lo hermoso de su arte y sensibilidad interpretativa para cautivar al auditorio.

PERIODISTA Y DOCENTE UNIVERSITARIO.