Temas Especiales

08 de Feb de 2023

  • Melquiades Valencia

Columnistas

Fuego cruzado en Colombia

‘(La) fase preliminar tiene tres acuerdos ya alcanzados sobre desarrollo rural integral, participación política y solución al problema de las droga

El diferendo en la frontera con Venezuela, las reacciones adversas y otras escépticas con respecto al convenio de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP): las excavaciones en La Escombrera, el vertedero que guarda el secreto de los desaparecidos de Medellín, en lo que puede ser la mayor fosa común urbana del mundo en la que se cree que allí, en la Comuna 13, hay enterradas entre 90 y 300 personas, atribuidas a paramilitares de extrema derecha, tienen al Gobierno de Juan Manuel Santos en un fuego cruzado, que puede lastrar el anhelado cese al fuego que ha dejado unos 200 000 muertos, miles de heridos y cientos de desplazados a lo largo de 50 años de guerra.

Algunos calificaron el estrechón de manos entre el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC-EP), Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, y el presidente Juan Manuel Santos, teniendo de testigo al presidente de Cuba, Raúl Castro, de histórico. En este marco trascendió que el Acuerdo Final con las Farc será firmado a más tardar el 23 de marzo de 2016, al tiempo que el grupo paramilitar comenzará a dejar las armas a más tardar a los 60 días de la firma del Acuerdo Final.

Esta fase preliminar tiene tres acuerdos ya alcanzados sobre desarrollo rural integral, participación política y solución al problema de las drogas ilícitas, unidos al desescalamiento del conflicto armado, que han permitido vivir los meses menos violentos en los últimos 40 año.

El acuerdo valoró las bases de un sistema de justicia, por lo que se determinó crear una Jurisdicción Especial para la Paz, que abogue por los derechos de las víctimas, en particular el derecho a la justicia, pero también sus derechos a la verdad, a la reparación y a la no repetición.

Esto les da a las organizaciones de víctimas y de derechos humanos la oportunidad de intervenir para que se inicien los procesos judiciales y se sentencie a los responsables, además tendrá en cuenta las investigaciones y sentencias de los fiscales y jueces.

El presidente de Colombia dijo: ‘Acordamos una jurisdicción especial que va a investigar, juzgar y sancionar a través de un tribunal —con unas salas especializadas de justicia—, integrado por magistrados de las más altas calidades, a los responsables de delitos cometidos con ocasión del conflicto, en especial los más graves y representativos ', en respuesta a las voces que señalan que estaba logrando la paz cediendo a la impunidad.

En este sentido especificó que delitos como los crímenes de lesa humanidad , los graves crímenes de guerra, el secuestro, las ejecuciones extrajudiciales, el genocidio, el desplazamiento forzado, la desaparición forzada, la tortura, la violencia sexual o el reclutamiento forzado de menores serán investigados, juzgados y sancionados por la nueva jurisdicción.

Las FARC se han comprometido además a entregar información que permita localizar los cuerpos de personas desaparecidas en el marco del conflicto interno. Ambas partes hicieron el anuncio a través de un comunicado conjunto, este sábado desde La Habana, Cuba, donde se llevan a cabo diálogos de paz desde hace casi tres años.

Los hechos son: más de medio siglo de combates, más de 220 000 muertes, 20 000 desaparecidos y 7,6 millones de víctimas, una acumulación de dolor y rencor, de escenas repetidas de violencia, de ira contenida que deberán desandar el camino a partir del 23 de marzo del próximo año, que marca el fin de la guerra en Colombia. Eso esperamos.

PERIODISTA