Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Avatar del Leopoldo E. Santamaría

Leopoldo E. Santamaría

Columnistas

Auditoría en la CSS... una opinión

‘Independencia y objetividad en los procesos de auditoría son requisitos esenciales, como el que estas sean respetadas...'

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, la auditoría ‘consiste en la revisión sistemática de una actividad o de una situación para evaluar el cumplimiento de las reglas o criterios objetivos a aquellas que deben someterse '. Hay diversos tipos de auditorías, v.g.: operativas, financieras, de cumplimiento, etc. El análisis financiero de la eficiencia operativa y la auditoría de regularidad hecha a la Ciudad Hospitalaria, convergen hacia una probable lesión patrimonial. Conocer las conclusiones de esta auditoría integral de la gestión del Ing. Sáenz Llorens es indispensable, como exigencia de transparencia gubernamental; antes de promover reformas a la Ley Orgánica, para ‘rescatar ' el Programa de Vejez, Invalidez y Muerte (IVM).

La Caja de Seguro Social es el único ente público con capacidad de gestionar ingresos, renta redistributiva y financiera, lo que exige, con mayor razón, de sus autoridades, rendir cuentas, un manejo transparente y facilitar la participación de los accionistas o cotizantes, quienes garantizan la viabilidad financiera de la institución. En otras palabras, sus organismos de Gobierno deben observar estrictamente los principios de la buena gobernanza, y no ocultar, manipular, adulterar y menos impedir el acceso a la información de actos que jamás perderán su carácter público.

En el plano internacional, la Organización Internacional de Entidades de Fiscalización Superior, INTOSAI, por sus siglas en inglés, fue creada con el patrocinio de la ONU, precisamente para promover el intercambio de ideas, conocimiento y experiencias, a fin de facilitar la fiscalización de todas las entidades públicas. En nuestro país, tales principios están contenidos en las Normas de Control Interno Gubernamental para la República de Panamá, normas de observancia técnica (no jurídicas), que tienen carácter vinculante de la obligatoriedad profesional, para el auditor, cuyo cumplimiento es determinante para asegurar los objetivos institucionales. Independencia y objetividad en los procesos de auditoría son requisitos esenciales, como el que estas sean respetadas, configuradas y debidamente posicionadas en la estructura funcional de las entidades públicas.

A grandes rasgos, estos son conceptos básicos de uso sistemático para los profesionales especializados en auditorías internas, cuando laboran en las distintas entidades gubernamentales. Es la herramienta idónea para evitar la corrupción y crear vínculos de generación de confianza, ya que también permite determinar responsabilidades sobre la objetividad que dan las bases de criterios científicos internacionalmente homologados y probados; de aquí la conveniencia de institucionalizar Direcciones de Auditorías Internas sólidas, eficientes y sobre todo, independientes.

Ofenden la tolerancia y hasta la indiferencia mostradas por la Junta Directiva y la Dirección General, ante los absurdos ataques personalizados contra el equipo interdisciplinario de auditores de la Dirección de Auditoría Interna de la Caja de Seguro Social, que realizó las auditorías, porque en el trasfondo pareciera que dichas acciones estuviesen dirigidas a interferir la labor de investigación del Ministerio Público, como receptor de una oficiosa denuncia, que el actual director general inexplicablemente omitió, lo que afecta la trazabilidad de evidencias que pudieran deducirse del medio de prueba contenido en el informe interno de auditoría.

La forma en la que las entidades del sector público ejecutan el control interno, y la forma en que rinden cuentas ha evolucionado, requiriéndose mayor transparencia y eficiencia. La ciudadanía requiere y demanda información detallada sobre el manejo de los recursos constituidos con sus aportaciones, sean cuotas o impuestos y quienes disponen de ellos, tienen el deber moral y legal de rendir cuentas de sus actos, porque son bienes públicos.

El Informe de Auditoría Interna de la Ciudad Hospitalaria y el de los 32 lotes ‘alquilados ' en Juan Díaz, constituyen un imperativo ético, que incluso el Colegio de Contadores Públicos debería evaluar y emitir su autorizada opinión. Y tanto el Ing. Sáenz Llorens como el Dr. Girón, deberían promover su publicación. Aceptar reformas a la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, sin conocer estas auditorías, sin sancionar a cualquier presunto responsable y sobre todo sin subsanar cualquier lesión patrimonial, sería una irresponsabilidad histórica, un crimen que la ciudadanía nacional no debería cometer... ¿Usted qué opina?

MÉDICO

==========

‘La CSS es el único ente público con capacidad de gestionar ingresos, renta redistributiva y financiera, lo que exige, ..., de sus autoridades, rendir cuentas, un manejo transparente y facilitar la participación de los accionistas o cotizantes...'