Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Eduardo Luis Lamphrey Reyes

Columnistas

El zika llegó y se quedó en Latinoamérica

‘... indispensable racionalizar toda la información sobre el zika y entender que la herramienta... es controlar el mosquito...'

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que cuatro millones de personas en el continente americano podrían infectarse con el virus del Zika para finales de este año. Si bien el virus no presenta en sí un riesgo de vida, parece estar vinculado con la microcefalia, que provoca que los bebés nazcan con cabezas extremadamente pequeñas. Los científicos han vinculado el aumento de la temperatura provocado por el calentamiento global con el incremento de la incidencia de enfermedades transmitidas por mosquitos, como es el caso del zika.

El virus del Zika, al igual que el dengue, la chikunguña y la fiebre amarilla, es transmitido por el mosquito Aedes aegypti; fue descubierto en monos en 1947 en el bosque Zika en Uganda y el primer caso en humanos se presentó en 1954 en Nigeria, aparece nuevamente en el 2007 en la isla Yap, en Micronesia. En el 2014, aparece en la isla de Pascua-Chile y en mayo del año pasado aparece en Brasil. Hoy, empezando el 2016, hay 23 países latinoamericanos afectados por el virus del Zika, infectando probablemente a cuatro millones de personas.

Está siendo asociado a un mayor riesgo de que los bebés de madres infectadas nazcan con cerebros más pequeños (microcefalia) y con el síndrome de Guillain-Barré, un trastorno que hace el sistema inmune dañe células del sistema nervioso y puede provocar parálisis.

Investigadores de varias partes del mundo están centrados en la vacuna contra el zika, pero advierten que, aunque la vacuna podría estar lista para ser probada en un par de años, podría necesitar una década para obtener la aprobación de las autoridades sanitarias. El recuento de países que han notificado la transmisión del virus a la OPS cambia todos los días, hoy incluye 24 naciones y territorios: Barbados, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guadalupe, Guatemala, Guyana, la Guayana Francesa, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, la isla de San Martín, Surinam, Costa Rica y Venezuela, además Estados Unidos.

La vinculación del zika en mujeres embarazadas y el nacimiento de niños con microcefalia provocó que Estados Unidos recomendara a su población de embarazadas evitar viajar a 14 países de América, entre ellos Panamá. En nuestro país, 50 casos de zika han sido confirmados hasta la fecha, todos ellos ubicados en áreas de la comarca de Guna Yala, por lo tanto recomiendan a las mujeres en edad fértil aplazar los embarazos.

En Guna Yala se mantienen las actividades de promoción y eliminación de criaderos con apoyo de recursos externos. Panamá tiene dos países vecinos afectados por el zika, en Colombia, el más reciente boletín epidemiológico habla de un total de 16 419 casos de zika, de los que 890 son embarazadas, las zonas más afectadas son Norte de Santander, Cundinamarca, Barranquilla, Huila y Tolima con el 57,5 % de los casos. Costa Rica aumentó la vigilancia en los aeropuertos después de confirmar el primer caso del virus. Por otro lado, en Brasil se teme que el zika esté asociado a los casi 4200 casos de bebés con microcefalia.

Es indispensable racionalizar toda la información sobre el zika y entender que la herramienta de la que disponemos en la actualidad es controlar el mosquito para minimizar el impacto del virus. Eso se consigue con la fumigación y tapando los contenedores de agua, ya que es donde el mosquito se reproduce e insistir en la recomendación de que las mujeres deberían considerar posponer el embarazo entre seis y ocho meses.

ECONOMISTA