Temas Especiales

26 de Jun de 2022

  • Mauro Zúñiga Araúz

Columnistas

El maltrato infantil

La conducta de los hombres y las mujeres se forma durante los primeros años

La conducta de los hombres y las mujeres se forma durante los primeros años. Si en esas edades se vive en un entorno armónico, la adolescencia y adultez se pueden desarrollar libres de problemas. Por el contrario, si hay hostilidad y maltrato, las probabilidades de alteraciones conductuales son altas.

En un trabajo que realicé junto a la Dra. Ana de Pitti, cuando trabaja en el Instituto de Estudios Nacionales de la Universidad de Panamá, entrevistamos a todas las mujeres homicidas detenidas en las cárceles del país y encontramos que el 94 % había sido maltratado en su infancia. Pero, ¿qué es el maltrato infantil? Habitualmente lo vinculamos con violencia física y sexual; no obstante a ello, el maltrato psicológico o emocional y el causado por abandono o negligencia son los que causan mayor impacto en los jóvenes. Por maltrato infantil definimos todas aquellas acciones que van en contra de un desarrollo físico, cognitivo y emocional.

Maltrato físico: cuando en forma deliberada el niño es golpeado, causándoles o no moretones, heridas, fracturas o pérdida de la conciencia. Tirándolo contra la pared o el suelo, provocándole quemaduras. En fin, cualquier forma de castigo corporal.

Maltrato emocional o psicológico: cuando el afectado recibe amenazas, insultos, encierro, es denigrado, es objeto de burlas, ridiculizado, intimidado, menospreciado, aterrorizado, echado de la casa, obligado a hacer trabajos no propios de su edad, exponiendo su seguridad para llevar dinero a su hogar, vender sustancias ilícitas o forzado a hacer daño a otra persona. La violencia entre los padres y su separación es una de las formas que mayor maltrato emocional provoca en los niños.

Negligencia o abandono: se le deja solo en la casa como castigo, no se le hace participar en reuniones o fiestas familiares, cuando los responsables de su crianza no se preocupan por su alimentación o su vestuario, los llamados niños regalados, cuando no se le atiende su salud, cuando no se le envía a la escuela o no se le da seguimiento a sus actividades escolares, cuando no recibe de sus padres expresiones de cariño, amor, apoyo, protección y respaldo. Dentro de esta categoría están los niños horizontales, aquello cuyos padres trabajan y salen de casa cuando el niño está dormido y regresan cuando ya se acostó; es decir, no lo ven o lo ven muy poco.

Abuso sexual: cuando se le expone a exhibiciones de personas o de material pornográfico, cuando se le exige tocar los genitales de otra persona o dejárselos tocar, si es penetrado por el ano o la vagina, si es obligado a tener sexo oral o si se le obliga a prostituirse.

No se han podido determinar las tasas de maltrato infantil por cuanto que no se denuncian; sobre todo por temor.

Entre las consecuencias del maltrato podemos mencionar baja autoestima, hiperactividad, agresividad, rebeldía, bajo rendimiento escolar, pérdida de años de vida saludable, aislamiento, depresión, angustia, tendencia al alcoholismo o a la drogadicción, desorden de identidad, reprimir sentimientos, obesidad, asma, alergias, úlceras, problemas del lenguaje, abusadores sexuales en la edad adulta, embarazo precoz, desordenes en la alimentación (bulimia o anorexia), suicidios, crisis de pánicos y Trastornos por Estrés Postraumático (TEPT). Por regla general estos son los niños que durante la adolescencia y la vida adultas forman pandillas o cometen actos delictivos.

La pregunta obligatoria es ¿qué hacer para disminuir el maltrato infantil? Hoy en día existen en Panamá varias agrupaciones preocupadas en el tema y nosotros en el estudio precitado señalábamos que hay que crear una red de esas agrupaciones y otras que se interesen en el proyecto ligadas al Estado y a la Universidad, con el objeto de aunar esfuerzos y aumentar resultados. Pero lo más importante es emprender campañas nacionales dirigidas a comprender el significado de las graves consecuencias que conlleva el maltrato a menores.

MÉDICO