Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Omar Sandino Concepción

Columnistas

Caos en el transporte

‘Han pasado 20 meses de este Gobierno y cada mañana, cada noche, es una odisea de los y las usuarios(as) a la hora de utilizar el transporte público...'

Tenemos como sociedad más de 15 años tratando de modernizar el transporte público en Panamá, en mayo del 2001, en el Gobierno de Mireya Moscoso, se dio el intento del aumento de pasaje de 0.15 cts. a 0.25 cts. que solicitaban los transportistas afiliados en la Cámara de Transporte, se dieron movilizaciones que detuvo momentáneamente ese intento; pero, en diciembre del 2001, entró en vigencia dicho aumento, también en el Gobierno de Mireya Moscoso se le dio un préstamo por más de 30 millones de dólares a los transportistas para el mejoramiento de la flotas de buses, al final quedó siendo un foco de escándalo de corrupción con el Gobierno en turno.

En el Gobierno de Martín Torrijos se dio el incidente desafortunado del autobús en la vía Martín Sosa, donde fallecieron 18 personas y que conmocionó, se tomaron medidas en seguida, pero, como suele pasar en Panamá, todo lo disipa el tiempo y los transportistas siguieron en sus andanzas.

En el 2009 gana el señor Ricardo Martinelli la Presidencia y una de sus promesas insignes era la modernización del transporte público. En el 2010 inicia las indemnizaciones a los transportistas de diversas rutas, bajo la supervisión del ministro de la presidencia, Jimmy Papadimitriu, que era el promotor de los Metrobuses, empresa de capital colombiano con socios panameños. Recordemos que cada bus ‘diablo rojo' de ruta recibía un pago de 25 000 dólares y si era de la ruta de los corredores eran de 75 000 dólares, de esta forma sacaron más de 2000 unidades de los llamados ‘diablos rojos' de las calles de las ciudades de Panamá y San Miguelito e inicia operaciones el Metrobús.

A finales del Gobierno de Martinelli, ini cia funcionamiento el Metro de Panamá que ayuda al usuario a movilizarse más rápido, pero incómodo, por la falta de vagones para la alta demanda. Este sistema del Metro tuvo un costo alrededor de 1500 millones de dólares y costo para los usuarios de 0.35 cts. por viaje.

A finales del Gobierno de Martinelli e inicio del Gobierno de Juan Carlos Varela se da la proliferación de busitos piratas en diversos puntos en la provincia de Panamá, tanto que el Gobierno lo legaliza con un censo, este Gobierno de Varela y su director de la Autoridad de Transporte Terrestre han permitido que el sistema de transporte público llegue al colapso, el pasaje por ley debe ser 0.25 cts, pero solo se cobra en el Metrobús, porque si va Ud. a un ‘diablo rojo' —que estaba fuera de circulación y este Gobierno permitió que salieran a las calle— el pasaje oscila entre 0.50 cts. y 1.00 dólar, dependiendo de la hora o la demanda que tengan.

Sin decir que los buses piratas viven en la anarquía total, recordando que son los corsarios modernos, ya que están rodando en las calles con anuencia del director del Tránsito y el presidente de la República. Ellos cobran de 1.00 dólar hasta 2.00 dólares.

Han pasado 20 meses de este Gobierno y cada mañana, cada noche, es una odisea de los y las usuarios(as) a la hora de utilizar el transporte público por la baja frecuencia de los Metrobuses, por el alto costo impuesto arbitrariamente por los transportistas, donde el Gobierno guarda silencio cómplice y lo peor aún es que si utilizas esos transportes piratas puedes poner tu vida en juego, pues siempre están involucrados en accidentes trágicos en las avenidas de Panamá.

Por eso nos preocupa saber cuál es la política que este Gobierno tiene para mejorar el tema del transporte público, porque la solución no es seguir construyendo líneas del Metro hasta llegar a completar la decena, sino buscar la solución que mejore la calidad de vida de los humildes panameños y panameñas que utilizan el sistema de transporte público en Panamá.

MIEMBRO DE JUVENTUDES MIREN.