24 de Feb de 2020

Avatar del Julio César Caicedo Mendieta

Julio César Caicedo Mendieta

Columnistas

Cuba: buche y pluma

Esta nueva diáspora de la sociedad cubana es otra más en la lista desde que el sistema castrista se tomara el poder

Esta nueva diáspora de la sociedad cubana es otra más en la lista desde que el sistema castrista se tomara el poder. Hace 40 días fueron 6000 cubanos, mezclados con espías y mercenarios, los que nos vinieron a fregar, utilizando la extensa ruta Ecuador-México, para al final lograr la ley de los ‘pies secos '. No se olviden que el 90 por ciento de los cubanos vivos ha sido entrenado por el Gobierno; es decir, seres humanos educados como vacas tabuladas. Y no coman cuento, de Cuba sale el que el Gobierno autoriza. Y hoy más que nunca la nefasta elite, después de perder la teta rusa y de arruinar a Venezuela, necesita con urgencia remesas de dólares frescos.

No es sorpresa que estas riadas de migrantes cubanos hacia el imperio ocurran en medio del incipiente descongelamiento de las relaciones con los sobrinos del Tío Sam pues, comentan intrigados los tomadores de café del Dos Continentes y del Boulevard Balboa, el poco respeto que demuestra el régimen en materia de libertades de derechos humanos y de avances de progreso para el pueblo de José Martí. Es decir, ven clarito que el Gobierno elitista solo quiere lo necesario para mantener a sus gendarmes en el poder, conduciendo con palos a esa masa homogénea de cubanos a la que se reparte abundante miseria por igual.

Ahora, este comentario lo pensé mientras recogía las negras pepitas de guásimo que caen en los resecos potreros de La Pintada, que mientras están en lo alto son nutrientes para ardillas y ratas arbóreas, ahora en el suelo para caballos, chivos y vacas sedientas. Esta entrega perfumada de guásimos pueda que sirva para que analicen la clase de tontos que por más de 50 años han vivido creyendo en los Castro y en la estafa comunista, y para que me respondan también cuándo se ha visto a oleadas de pobres nadando y tragando agua para refugiarse en Cuba. ¿Contéstenme? ¿Y a qué familias conoce que hayan empacado sus muleles rumbo a la Venezuela de hoy? Yo entiendo que los cubanos dominantes defenderán sus empleos hasta el final de sus vidas, aunque la mayoría de ellos ya ni se emociona con las arengas ‘revolucionarias ', pues saben que constituyen el mayor legado a la falsedad criolla latinoamericana: buche y pluma.

ESCRITOR COSTUMBRISTA.