25 de Feb de 2020

Avatar del Ernesto A. Holder

Ernesto A. Holder

Columnistas

Obstáculos para aprender

El sábado pasado, 23 de abril, se celebró el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.

Obstáculos para aprender
Obstáculos para aprender

Ante el anuncio de la disminución de horas para la enseñanza del Español, debemos mirar la forma en que habla y escribe la gran cantidad de muchachos en los colegios y universidades, para entender que se obra en sentido contrario. Igual para el Inglés que, esta administración ‘invierte ' (a mi juicio, gasta) millones de dólares anualmente para enviar a educadores al exterior con el pretexto de que aprendan inglés. ¿Por qué restamos esas horas aquí localmente? No entiendo.

El sábado pasado, 23 de abril, se celebró el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor. Por esas coincidencias de la vida, tres grandes escritores de la literatura mundial fallecieron entre el 22 y 23 de abril de 1616, hace exactamente 400 años. Miguel de Cervantes Saavedra, William Shakespeare y el escritor Gómez Suárez de Figueroa, mejor conocido como el Inca Garcilaso de la Vega. Varios otros escritores de significativa importancia fallecieron durante el mes de abril entre los que se reconoce al poeta y narrador Manuel Mejía Vallejo; el galardonado novelista francés Maurice Druon; El catalán Josep Pla, escritor y periodista y el metalingüístico Vladimir Nabokov, poeta cuentista y novelista ruso.

En su mensaje en ocasión de la fecha, Irina Bokova, directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, las Ciencias y la Cultura, Unesco, subraya que ‘Ventanas a nuestra vida interior, los libros son también la puerta a la comprensión y el respeto entre los pueblos, más allá de las fronteras y las diferencias. En todas sus formas, los libros encarnan la diversidad del ingenio humano, dando cuerpo a la riqueza de la experiencia humana, verbalizando la búsqueda de sentido y de expresión que comparten todas las mujeres y todos los hombres, que hace avanzar a todas las sociedades. Los libros contribuyen a unir a la humanidad como una sola familia, compartiendo un pasado, una historia y un patrimonio, para forjar un destino común donde todas las voces sean escuchadas en el gran coro de las aspiraciones humanas '.

Yo quiero ir un poco más a fondo y felicitar a los traductores de todos los idiomas que muchas veces no gozan del respeto y aprecio que merecen. Sin los traductores no hubiera sido posible que esas ‘ventanas ' que menciona Irina Bokova nos permitieran conocer los parajes inexplorados de otras culturas y naciones expuestas en sus obras literarias.

Los traductores profesionales son la garantía, muchas veces, entre la vida o la muerte en algún proceso hospitalario a nivel internacional, en donde equipos de diversas nacionalidades realizan intervenciones médicas de alto riesgo. La labor de estos profesionales, conocedores del idioma, ha sido invaluable a lo largo de los años a la hora de negociar el fin de la guerra, para procurar el camino hacia la paz entre facciones rivales. Una frase o una palabra mal traducida o mal interpretada pueden dar al traste con los espacios negociados por el bien común. Ellos son los verdaderos constructores del puente entre las culturas, entre los mundos documentales y creativos que han hecho posible entender los diversos caminos de donde venimos y que algún día esperemos que se encuentren en un solo fin.

No es un oficio fácil. En la Unesco se requiere de dos a tres años de experiencia como traductor, preferiblemente en una organización internacional y se requieren 10 años de experiencia como requisito para ser traductor y revisor, preferiblemente en Unesco u otro organismo internacional.

Cuando debemos tomar el tiempo para conversar sobre lo que ha ganado la humanidad en términos de entendimiento entre culturas, gracias a la labor de escritores, autores y traductores, nos avergüenza reconocer que como grupo social y cultural, en este país, no hemos avanzado. Están aquellos que cuestionan a los que vemos desventajas y que subrayamos las deficiencias en medio de las bonanzas y oportunidades económicas. Nada de eso vale la pena, si no podemos construir un mejor conjunto humano.

En la revisión del currículo educativo, el tema de las artes, las humanidades, la historia y recientemente la disminución de las horas para la enseñanza del Español y el Inglés, es una falencia que la sociedad pagará en menos tiempo de lo que pensamos. ¿Cómo pretendemos aprovechar al máximo los conocimientos que nos ofrecen los libros en estos idiomas?

COMUNICADOR SOCIAL.