Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Tracy Burton Bravo

Columnistas

Educar para la felicidad*

Tal Ben-Shahar también se ha convertido en un referente en lo que se refiere a clases sobre felicidad

‘La felicidad es íntima, no exterior; y por lo tanto no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos ', afirmó una vez el escritor estadounidense Henry van Dyke. La ONU incluso reconoció en 2011 que la búsqueda de la felicidad es un objetivo y una aspiración universal. Sin embargo, no son pocos los que se pierden por el camino. Por eso, expertos y profesores han decidido dedicarse a impartir clases que ayuden a las personas a alcanzar la felicidad.

El centro británico Wellington College empezó en 2006 a impartir clases de felicidad. Una hora por semana y con la ayuda de expertos, se enseña a los estudiantes a aprender a gestionar sus emociones y a sobrellevar la tensión y el estrés del día a día. ‘El Gobierno del Reino Unido, al igual que otros de todo el mundo, comete un error al plantear una disyuntiva entre los resultados académicos y la buena salud mental y el bienestar de los estudiantes. Las buenas escuelas son capaces de combinar ambas cosas ', afirmó el director del internado, Sir Anthony Seldon.

Muchos especialistas sostienen que la verdadera felicidad es síntoma de una mente sana y equilibrada, al igual que el bienestar físico es signo de un cuerpo sano. El objetivo detrás de las clases que se imparten en el internado es dotar a los alumnos de las herramientas necesarias para conocerse a sí mismos, además de enseñarles a autogestionarse. Seldon presume de que, en los últimos años, el rendimiento académico de su centro ha mejorado de manera notable.

Tal Ben-Shahar también se ha convertido en un referente en lo que se refiere a clases sobre felicidad. El psicólogo y filósofo estadounidense e israelí ha conseguido atraer a más de 1400 alumnos cada semestre en la Universidad de Harvard. ‘La felicidad es una sensación general de placer y significado: una persona feliz disfruta las emociones positivas al mismo tiempo que considera que su vida está llena de significado ', afirma Ben-Shahar. ‘Puede que una persona experimente dolor en ocasiones, pero que sea feliz en lo global '.

Jeffrey Sachs, profesor de la Universidad de Columbia y uno de los autores del Informe Mundial de Felicidad , defiende que garantizar felicidad y bienestar debería estar en la agenda de todos los países. ‘La educación, incluida la educación moral y el ‘mindfulness', pueden jugar un papel fundamental para conseguir una mayor satisfacción vital ', apuntó Sachs tras presentar los resultados de 2015.

PERIODISTA

*CENTRO DE COLABORACIONES SOLIDARIAS (CCS), CCS@SOLIDARIOS.ORG.ES.