Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Guillermo Rolla Pimentel

Columnistas

Visión de un desaparecido

Dialogar bajo alta tensión emocional, con la gente aguerrida, que en el fragor de una lucha habla, grita y llora...

Dialogar bajo alta tensión emocional, con la gente aguerrida, que en el fragor de una lucha habla, grita y llora... que no es una entrevista clásica, en que se expresan los profundos motivos que los llevaron a su presencia allí, y como un libro-vídeo y parlante, manifiestan sus realidades vivenciales de ciudadano de a pie, o más bien de gutarra y bus. Más que hambre, porque ya casi no la siente, tienen una profunda y patética inquietud por el llanto de sus hijos pequeños y el reclamo hiriente de la protesta triste y amargas de los niños mayores sin zapatillas, que ya conocen la diferencia de tener o no tener. De racionalizar, porque sus únicos zapatos están gastados; y que él los defiende, alegando que esa es la moda. Bueno, la verdad es que los demás del barrio están igual que él.

Esos mismo desgarradores argumentos él los pasa por el filtro de lecturas, los condimenta con informaciones de aquí y de allá y arma su esquema de vida. Las humillaciones, los sufrimientos, las botadas del trabajo, el caminar y caminar en busca del ‘quara ' con que volver al barrio y llegar con algo con que celebrar la llegada. Es duro y da rabia. Pero para hurgar más en sus heridas psicológicas, los contrastes de las trancas de los automóviles, las luces de las torres le evidencian que hay otros mundos. Y su letanía de ese momento difícil, nos dice alto y claro, por qué lucha, por qué estaba dispuesto a morir y por qué días después que lo escuché, lo detuvieron en ‘la modelo ' y alcanzó el honor de ser un DESAPARECIDO.

JUSTICIA es lo que siempre exigió, gritó y peleó. Sabe de las megacorporaciones y de los macrocentros financieros globalizados que se roben entre ellos en una fratricida competencia. Donde algunos quiebran y otros llenan sus vidas de lujo, alcohol, controlan los Gobiernos y las organizaciones ‘emblemáticas ', llamadas cívicas y patrióticas. Subsidios, licitaciones, tratados continentales, monopolios, tasas de interés, divisas. Costos de la materia prima, que se traducen en canasta básica, préstamos, deudas y después en delitos, cárcel, trabajo político, en organizaciones populares, que lo van concientizando. Un golpe aquí, una bala allá, una discusión con un militar prepotente, el trato indigno de un mal y corrupto empresario, un allanamiento y abusos contra su familia. A todo esto, acusado de maleante, comunista, terrorista internacional.

Sabe que el mundo, lamentablemente, se ha convertido en un estadio de intereses, presiones políticas, que hay soberbia, prepotencia, coimas, enriquecimiento ilícito. Que las oligarquías, la derecha, se apoderan de los Gobiernos, y usan a los militares. Monárquicos, dictadores que se disfrazan de populista y nacionalistas, neoliberales. Partidos creados por la oligarquía, entregados a EUA, para luego poder venderle su mercancía en 500 líneas de exportación a Cuba. Así, la Cancillería de la época rompió el embargo y de paso compró a los comunistas trayéndolos del exilio (1 año) en Chile. Todavía tiene la contradicción de direcciones monetarias y supuestos votos populares. Firmaron un tratado que nos convirtió en ‘protectorado a perpetuidad ' y culminó en narcotráfico. Torrijos fue asesinado por traición a las guerrillas en el tráfico de armas. Noriega que les robó los tesoros, está más seguro adentro que afuera.

Toñito, el dirigente desempleado, hijo de Juana Paula, la chola cocinera, que lo desaparecieron una noche en que Torrijos estaba en ‘fuego ', y se la ocurrió que un alto funcionario le enviara a su esposa (nombres protegidos). Cuando ella llegó, allí estaba el personaje que he narrado y como ella lo saludó, absurda y trágicamente los guardias interpretaron que el prisionero tenía que desaparecer. Cientos de familiares de muertos, exilados y discapacitados, que sufrieron y sufren sus consecuencias, esperan indemnización de los militares y civiles corruptos enriquecidos ilícitos.

Aclaración histórica. Un dictador que violó DDHH, NO puede ser un Héroe Nacional. En 1936 el país dejó de ser protectorado, porque Acción Comunal (panameñista) eliminó esa cláusula. Torrijos en sus Tratados la volvió a instalar y en 1989, basado en esa cláusula torrijista, EUA nos invadió. Ahí están los hechos, los Tratados y Torrijos nos volvieron a dejar la tarea de garantizar la neutralidad y la paz en un FUTURO NUEVO Tratado que nos dé la Real Soberanía. Las víctimas de violación de los DDHH aún esperamos justicia.

MÉDICO Y EX MINISTRO DE ESTADO.