Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Belisario Herrera A.

Columnistas

Sol y sombras del presidente Varela

Creo que hay un trasfondo que me ha motivado a escribir estas líneas, y es el leer en algunos medios que el papa Francisco

Si bien es cierto que debo admitir que el presidente Juan Carlos Varela ha venido tomando unas medidas positivas para superar las lacras de la pésima administración anterior, hartamente corrupta, no por ello debo descuidar mis observaciones permanente que mantengo, atentamente, sobre el Gobierno actual en que salta a la vista y hiere la sensibilidad social cuando se incrementa toda clase de prioridades, en las que no me detengo por ahora y que son notorias, porque a lo que me impele desde lo hondo de mi alma es a criticar el despilfarro de los fondos públicos que cada vez va en aumento en forma galopante, cuando magistrados de la Corte Suprema de Justicia se hacen acompañar de delegaciones numerosas para visitar a distintos países, disfrutando de todos los beneficios en su estadía, como son los benditos viáticos.

No ignoro, como abogado en ejercicio, que existe la separación de los poderes como lo establece nuestra Carta Magna, pero ello no da ninguna eximente al presidente de la República para que no se oponga mediante los mecanismos financieros del Estado para impedir que se continúe con este escandaloso despilfarro que podría ser el inicio de un desgreño administrativo, cuando en un santiamén caen en los senderos de la corrupción, porque del mismo paren muchos hijos de las manos del demonio.

Debo ser claro que cuando me refiero a la cúpula del Poder Judicial, igual criterio manejo sobre el resto de los componentes del Estado en que no quedan a salvo de las severas críticas que mantengo sobre estas manos flojas en el mal uso de los dineros del erario.

Creo que hay un trasfondo que me ha motivado a escribir estas líneas, y es el leer en algunos medios que el papa Francisco, con la dignidad del cargo que ostenta, no le ha aceptado al presidente Mauricio Macri de Argentina el ofrecimiento de una donación por la suma de 1.1 millones de dólares destinados a solventar gastos de la sede local de la Red Mundial Educativa Scholas Occurrentes, promovida por el papa para la inclusión educativa.

Este rechazo con toda cortesía del Vaticano hacia el presidente Macri es atinente a una elevada moral que está marcando en la Iglesia Católica el nuevo pontífice que, a mi juicio, debe ser imitada por los gobernantes, en particular por el presidente Varela, cuando ha sido del conocimiento público que se ha complacido en realizar donaciones de distintas sumas elevadas de dinero al Colegio Javier, donde realizó estudios secundarios y que nuestros altos prelados deben ser muy cautos, como es el mensaje claro del Vaticano.

ABOGADO Y PERIODISTA.