Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Mario A. Rognoni (Q.E.P.D.)

Columnistas

A 33 meses de las elecciones

Dejemos por un momento las crisis actuales y los análisis de actualidad

A 33 meses de las elecciones
A 33 meses de las elecciones

Dejemos por un momento las crisis actuales y los análisis de actualidad. Estamos a 33 meses de las elecciones de mayo de 2019 y ya comienzan las especulaciones electorales. Por supuesto, en 33 meses muchas cosas pueden pasar. Hoy hay seis partidos, de los que cuatro podrían llevar candidato presidencial, descarto al Partido Popular y al Molirena que buscarán aliarse con cualquiera de los otros cuatro, Panameñismo, PRD, CD y FAD. Fuera de eso podrían darse nuevamente tres independientes.

Panameñismo. Su candidato muy probablemente salga de la Asamblea, donde figuran Baby Valderrama, José Antonio Domínguez y Melitón Arrocha como posibles, o bien del equipo de Gobierno donde estarían el ministro Etchelecu y el alcalde Blandón. Al final, tocará al presidente Varela, que preside el partido y el país, escoger su sucesor y darle el apoyo para que logre la postulación. No descarto la posibilidad de la actual vicepresidenta, aunque no esté inscrita en el partido.

PRD. Históricamente el PRD tiene siempre muchos aspirantes y al final en la primaria se reducen a tres con mucha opción. A 33 meses, sobresalen Ernesto Pérez Balladares, que aspira primero a la Secretaría General del partido; Nito Cortizo; Samuel Lewis Navarro; Martín Torrijos y con menos opción, Nicolás González Revilla hijo y Gerardo Solis. La primera prueba de fuerzas del PRD se dará en el Congreso de octubre, donde veremos a los distintos cuadros apoyando posibles candidatos.

CD. Para mí el CD tiene dos aspirantes fuertes hoy día, José Domingo Arias, al que se le invirtieron más de 60 millones en la última elección, según estimados; Rómulo Roux, quien ya está en franca campaña para dirigir el partido y luego aspirar a la Presidencia del país. Tienen varios que han expresado interés: José Raúl Mulino, Frank De Lima, Bolita Ellis. Aunque el partido responde, hasta ahora, verticalmente a Ricardo Martinelli Berrocal, para el 2018 creo estará más democrático que hoy día. Arias muestra más positivos y menos negativos que los demás, pero ya para enero del 2017, después de renovada la dirección del partido, estará más claro el panorama del CD.

FAD. El FAD pretende aprovechar las lecciones del 2014, irá con candidato propio nuevamente y podría optar nuevamente por Genaro López o bien buscar un independiente que simpatice con sus principios y postulados.

Independientes. No importa cuántos se inscriban en la búsqueda de respaldo, solo tres llegan al final a ser candidatos oficiales. Hoy por hoy, el doctor Jované pudiera ir nuevamente; Juan Carlos Tapia, si logra algún respaldo organizado de apoyo; Rubén Blades que lo haría a través de un movimiento organizado, pero sin inscribir partido; Hilario Trujillo que aprovechará la experiencia del 2014.

Revisando las listas anteriores vemos que no han surgido nuevos líderes, seguimos más o menos con los mismos políticos de siempre. Los problemas a resolver serán los mismos: corrupción, agua, seguridad, costo de canasta básica, transporte, educación, salud. Los discursos nuevamente serán los mismos y las promesas las mismas. El votante, quizá, despierte y dé una sorpresa al votar, cansado de políticos sin capacidad de resolver ni innovar, y se dé un alto abstencionismo a la Presidencia y se concentre en escoger una mejor asamblea, donde, de paso, si los partidos insisten con los mismos desprestigiados diputados, podría surgir un número mayor de independientes.

Panamá en 2019 tendrá un electorado más preparado, más politizado, creo que será más selectivo al escoger por quién votar. Cada elección es más difícil engañar al electorado, más difícil comprarlo con bloques, matrículas, cemento, pavos y jamones. El panameño ha aprendido a aceptar lo que le das, pero ya no lo ve como un compromiso ineludible de votar por el donante. Primero, porque las donaciones se prostituyeron con los millones que el Gobierno anterior dio a los candidatos, donde las donaciones no eran del candidato sino robadas al Estado.

El votante de mañana querrá saber no solo de su candidato, sino, además, qué procurador nombrará, qué magistrados considerará, su propuesta de Gabinete. No es un tema de promesas, es un tema de compromisos que puedan garantizar el tipo de Gobierno que presidirá. Panamá ha ido creciendo y ahora más que nunca se necesitan profesionales serios en el Gobierno para manejar una deuda que sobrepasará los 25 000 millones de dólares, cuyo Presupuesto muy probable para el 2019 ya esté en los 24 000 millones anuales.

Estamos a 33 meses, pero desde ya debemos ir viendo las opciones y no demos esperanzas a quien no pueda gobernar el país adecuadamente.

ANALISTA POLÍTICO.