Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Belisario Herrera A.

Columnistas

Pérez Balladares: una pretensión a empujones

En el PRD los que se sientan dignos y merecedores del mayor respeto, deben emigrar a casa aparte y darle un nuevo nombre

El PRD está condenado a subsistir en los libros correspondientes a los partidos de viejo cuño, por no decir oligárquicos, luego de que mantuvo oxígeno en sus pulmones como organización política vertical, facturada por el general Torrijos, pero que a su muerte, el 31 de julio de 1981, careciendo de un verdadero contexto ideológico, ha venido imperando en él la anarquía, careciendo en su cúpula, de una verdadera reciedumbre, de liderato. Unos y otros se han venido diciendo de todo hasta el presente, circunstancia que los llevó inexorablemente a la más escandalosa derrota en las pasadas elecciones, en que el propio Ernesto Pérez Balladares se ocupó en varios mementos de humillar a su propio candidato a la Presidencia de la República, Juan Carlos Navarro, y para qué mencionar una de ellas.

Nunca he estado inscrito en el PRD por razones que he explicado anteriormente en una de mis opiniones públicas y en la actualidad no lo estoy en ningún partido político, precisamente por convicción de que todos hacia lo interno carecen de verdaderos principios ideológicos que en forma disciplinada y unitaria puedan contribuir a que el país tenga un mejor rumbo en sus instituciones.

El Dr. Ernesto Pérez Balladares, con la fortuna con que cuenta, pretende alzarse con la dirección del PRD y a empujones llegar a ser el candidato a la Presidencia de la República para el próximo quinquenio, pero ni él ni ninguna otra figura cuenta para que gane las próximas elecciones, ya que sin tardarlo mucho ni el PRD que siendo malo por tantos motivos ni el actual régimen panameñista que abandera el presidente de la República, Juan Carlos Varela, por ser peor, resultaría triunfante, porque a los ojos de todos los panameños está su incapacidad manifiesta para gobernar y el desastre de su administración en que muchas veces su comparecencia en foros internacionales deja nuestro país en el ridículo.

En el PRD los que se sientan dignos y merecedores del mayor respeto, deben emigrar a casa aparte y darle un nuevo nombre dentro de los idearios que aprendieron del general Torrijos en plena lucha por la descolonización y la liberación nacional y de allí la izquierda sin máculas, debe reagruparse y emprender una batalla sin cuartel para que sus figuras más representativas lleguen a la Asamblea Nacional, a concejalías y representantes de corregimiento y pudiera ser, rápidamente lo estoy pensando, que en esa marejada en que se congreguen todas las reivindicaciones, en sus oleadas, el candidato más potable e independiente podría ser el economista Dr. Juan Jované.

Esta sería la mejor tarea a cumplir dentro de nuestra realidad sociopolítica e histórica, en que el electorado en el 2019 tendría que ponerse las pantalones largos, para construir un nuevo Gobierno, progresista y democrático, sin confrontaciones estériles.

ABOGADO Y PERIODISTA.