Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Laura Candanedo

Columnistas

La seguridad jurídica de la ilegalidad

‘Todos los edificios de la ciudad de Panamá se están construyendo sin que exista la infraestructura adecuada para esas densidades'

No podía esperarse menos de una administración municipal tan deficiente y más de lo mismo como la del alcalde Blandón. Falta de creatividad y con personal no capacitado. El director de Obras y su abogada asesora ni siquiera dominan las normas de desarrollo urbano ni leyes, como pudimos comprobar recientemente. Decir que el edificio Scala ha cumplido con los requisitos, es absurdo. Días atrás, esperaban aprobación para el plano, nada menos, que de electricidad, de un edificio terminado.

Por años se han dado casos de increíble ilegalidad donde promotores y presidentes de organizaciones, argumentan y solicitan ‘seguridad jurídica' para sus proyectos, demandados por afectados, por abierta ilegalidad. Caso rellenos de humedales de Juan Díaz, Metro Park Juan Díaz, Obarrio, Coco del Mar, San Francisco, El Crisol y tantos otros.

Edificio Scala en Herbruger, proyecto demandado desde el 2006 y con clara violación a un uso de suelo no permitido. Construido en un lote con una infraestructura para baja densidad.

Representantes del Consejo Municipal (¿patrocinados por quién?) la mayor parte de ellos, con limitada educación y por ende, sin ningún tipo de preparación para entender de estos temas, promueven dar permiso de ocupación al edificio por solicitud de supuestos compradores de los apartamentos, quienes argumentan la ‘seguridad jurídica' de esta ilegalidad.

A estos supuestos compradores no les han importado irregularidades en la aprobación de estos planos de construcción. Así como se consiguió irregularmente un cambio de uso de suelo, del que no existe evidencia, permisos y aprobaciones, ¿qué les garantiza que este edificio cumple con normas de seguridad en construcción? ¿Que no existan otros vicios de construcción que pueden poner en peligro sus vidas y las de otros?

No demandan al promotor por haber sido estafados con un proyecto lleno de irregularidades, pero sí entran en conflicto con vecinos que defienden vivir con orden y sin conflictos que es precisamente el objetivo principal de la existencia de las Normas de Desarrollo Urbano, y a quienes sí es necesario garantizarles la seguridad jurídica. ¿Quién indemnizará a los residentes de Herbruger por esta agresión a sus derechos a vivir en paz y sin conflictos?

Conflictos innecesarios, provocados por funcionarios inescrupulosos y corruptos, quienes ni siquiera son investigados (como debe ser, si hubiera administración del Estado) por negociar la seguridad de personas, vecinos y de quienes compran y utilizan estos edificios. ¿Por qué no han sido investigados: el director de Desarrollo Urbano del Miviot de ese entonces, por no cumplir con su deber e impedir que este caso se convirtiera en una demanda? Había información para que esa zonificación no procediera. Obviamente para que prosiguiera la construcción. Ya terminada, no pasaría nada. ¿El propietario del proyecto por posible tráfico de influencias, lo que es corrupción? El director de Obras del Municipio de Panamá que aprobó este proyecto? ¿Quién es el actual viceministro de Ordenamiento Territorial, principal responsable de la mayor parte de los conflictos generados en la ciudad, en los últimos años, por violación a normas vigentes. Era necesario promoverlo y que siguiera lo empezado ya ahora como viceministro de Ordenamiento Territorial. Hasta el nombre es absurdo.

Una prueba más que el Estado está dividido en ‘territorios', como una verdadera organización delictiva.

En ningún país civilizado y con una administración responsable se construyen altas densidades sin tener la infraestructura de servicios adecuadas para ello, incluyendo anchos de calles. Pero se despilfarra el dinero de los contribuyentes en enriquecer negocios privados y favorecer a aquellos allegados al poder.

Esta situación de afectar propiedades y personas ha llegado a un callejón que está forzando a que cada uno aplique la ley a su manera. Estos funcionarios irresponsables tienen la suerte de vivir en un país con personas que aún creen que pueden encontrar justicia en los tribunales y en la Corte Suprema que tenemos y quienes aún no han reaccionado violentamente contra ellos.

Un lote con una infraestructura en condiciones precarias y diseñada para abastecer una residencia de máximo cuatro baños ¿puede abastecer a 80 o 150 baños?

En todos estos casos ¿quién era el director de Obras del Municipio que aprobó este plano?

¿Quiénes son los funcionarios del Miviot que aprobaron un cambio no permitido por la norma?

¿Quiénes son los funcionarios de ANAM que dieron visto bueno a este estudio de impacto, ahora declarado como ilegal?

¿En un lote diseñado para una vivienda unifamiliar de 4,5 baños puede haber una torre de 20 pisos o más albergando 400 baños?

Las calles deberán tener los anchos de acuerdo a esa densidad.

Todos los edificios de la ciudad de Panamá se están construyendo sin que exista la infraestructura adecuada para esas densidades.

¿Por qué se inundan las calles de la ciudad? ¿Cae más agua ahora que antes? No hay tal cosa. Lo que ocurre es que los sistemas de descarga de aguas pluviales, de aguas grises, eran de una ciudad pequeña.

Han desaparecido áreas verdes. ¿Qué absorbe esa agua, si ahora todo es concreto?

ARQUITECTA