Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Abilio Abel González López

Columnistas

Frente al consumismo

Se aproxima el mes donde la mayoría de los panameños realiza sus compras

Se aproxima el mes donde la mayoría de los panameños realiza sus compras. Es un hecho que todos, de una u otra manera, gastan algo de su dinero para satisfacer alguna necesidad personal o familiar.

Como orientadores de la opinión pública, no está de más recordar la importancia de ser realista y mantener la disciplina presupuestaria, a fin de evitar caer en deudas que puedan afectar la economía hogareña. No podríamos hacer recomendaciones efectivas, si nosotros mismos nos damos a la tarea de no practicar lo que enseñamos a nuestros hijos. El buen ejemplo empieza por la casa y la mejor educación frente al consumismo, es la precaución y planificación, dándole valor al presupuesto familiar.

Considere los gastos fijos de su hogar, y procure reservar algo de su dinero para gastos imprevistos que puedan surgir durante el año. Planifique sus compras, recuerde que es conveniente pensar si esos productos o artículos son realmente indispensables. Es bueno elaborar una lista de compras. No se deje deslumbrar con los mensajes publicitarios y empaques vistosos, lea siempre las etiquetas.

No firme ningún contrato o documento, que comprometa su salario por un tiempo prolongado, si no lo ha leído cuidadosamente. Aclare todas su dudas, usted no tiene apuro, el agente económico quizá sí. Solicite y guarde su factura, contrato, garantía y cualquier otro comprobante de la operación comercial realizada, recuerde que sin estos documentos no podrá realizar ningún tipo de reclamo. Son requisitos indispensables para acudir ante la Acodeco y hacer valer su derecho a reclamar.

Evite ser una víctima más de malas prácticas o irregularidades, sea cauteloso con todas las transacciones que comprometan su dinero, tiempo y tranquilidad durante estas fiestas. Y ante todo, recuerde celebrar sin caer en el consumismo.

El verdadero significado de celebrar estas festividades radica en el compartir en familia con sencillez y darle paso a la reflexión de aquellas pequeñas cosas y detalles que unirán más nuestros hogares.

En fin, todas estas cosas son indispensables y no conllevan gastos exorbitantes que después son una carga insoportable. Es el momento oportuno de empezar con buenos propósitos, pues hoy más que nunca cuidar el presupuesto familiar es indispensable.

COMUNICADOR SOCIAL