Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

Caminantes que labraron caminos

‘Hago referencia a este poema para expresar la trayectoria de dos grandes hombres que caminaron, descubrieron y crearon: Floyd Britton y Fidel Castro'

En su poema ‘Caminante no hay camino', Antonio Machado, poeta español, escribió: ‘Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre el mar'. Más tarde Joan Manuel Serrat, entre otros cantores, hizo popular este poema, con el verso ‘caminante, no hay camino, se hace camino al andar'. Según algunos críticos literarios, Machado hace referencia a que la vida es un sendero sin recorrer, el cual nosotros debemos caminar, descubrir y crear; son nuestras decisiones las que determinan el rumbo que este camino tomará.

Hago referencia a este poema para expresar la trayectoria de dos grandes hombres que caminaron, descubrieron y crearon: Floyd Britton y Fidel Castro.

En el caso de Floyd Britton, fue arrestado en su casa en las primeras horas del 12 de octubre de 1968, a pocas horas del golpe militar del 11 de octubre. Sin mediar cargo u orden alguna, fue llevado a una corregiduría y condenado a 90 días de arresto en la Cárcel Modelo. Pese a cumplir la sentencia, Floyd siguió preso y fue trasladado a Coiba donde a base de atropellos, torturas y golpes fue asesinado. Para que su figura no se convirtiera en un emblema de lucha revolucionaria del pueblo, el régimen dictatorial desapareció su cuerpo.

A Britton se le recuerda con profundo respeto y admiración por haber organizado a finales de la década de 1950 la Federación de Estudiantes de Panamá; por haber combatido en la Universidad de Panamá a los grupos reaccionarios y reformistas; por haber participado activamente en las jornadas para recobrar la soberanía de Panamá sobre la Zona del Canal; por haber revelado ante el mundo el anteproyecto de los Tratados Robles-Johnson, el cual pretendía legalizar la presencia de bases militares norteamericanas en territorio panameño; por haber sido herido en las playas de Santa Clara cuando intentó participar en 1959 en un intento por derrocar al régimen opresor de Ernesto de la Guardia Jr; por haber fundado el Movimiento de Unidad Revolucionaria (MUR). Su grito de lucha y esperanza ha traspasado la barrera del tiempo y las nuevas generaciones desposeídas rescatan su ideario para usarlo como estandarte de las nuevas jornadas de lucha orientadas a instaurar una sociedad más justa.

En el caso de Fidel Castro, sobrevivió al asalto al Cuartel Moncada, que en el Granma, junto a un puñado de hombres, logró derrotar al ejército de Batista, que sorteó cientos de atentados de la CIA y de grupos terroristas, que erigió a unos pasos del imperio el primer territorio libre de América. Dedicó su vida a los humildes de Cuba y del mundo, de modo especial a los trabajadores. Fue siempre solidario con nuestro pueblo en la causa por la soberanía nacional en todo nuestro territorio. Supo dignificar a los pobres y desamparados. Enfrentó con inteligencia y sagacidad inconmensurable el bloqueo económico más cruel que se haya conocido por más de 50 años y aún así Cuba logró importantes conquistas sociales reconocidas en todo el orbe.

Fidel será recordado como un ejemplo de estadista y combatiente revolucionario. Sus ideas seguirán inspirando a diversas generaciones de revolucionarios y perdurarán como símbolo de rebeldía eterna.

Lo expresado por Castro en el 2001 toma más vigencia que nunca en las figuras inmortales de Floyd y Fidel: ‘Aquellos que creen que cuando desaparezca un líder desaparece una revolución, han sido incapaces de comprender —y no sé si alguna vez lo comprenderán— algo que hace años dije: los hombres mueren, el partido es inmortal. En este caso sería más correcto todavía decir: los hombres mueren, los pueblos son inmortales. Las ideas de un hombre pueden desaparecer con él, lo que jamás puede ocurrir es que las ideas encarnadas en el alma y en el corazón de un pueblo puedan morir'.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO.