Temas Especiales

11 de Apr de 2021

José Espinosa Riquelme

Columnistas

Por qué no al alza del pasaje del Metro

Cuando, en un país como el nuestro, se mantuvieron medidas cautelares de detención preventiva contra varios ministros de Estado

Observamos con inusitada ligereza cómo las autoridades que administran el Metro de Panamá dan por un hecho el alza en el pasaje a partir del próximo año, cuando aún no nos han explicado convincentemente los evidentes sobrecostos que tuvo la construcción de la Línea 1 en comparación con otros similares dentro de la región.

Nadie niega la importancia de esta megaobra, pero, so pretexto de sus beneficios, la población no está obligada a guardar silencio ni siquiera a renunciar al derecho que le asiste de exigir una rendición de cuenta, sobre todo, a los miembros principales de la junta directiva del Metro, por más acrisolada e impoluta que sea la imagen mediática que proyecten.

Luego, por más presupuesto y recursos que requiera el Metro para su mantenimiento, que reconocemos que es necesario, el tema de la rendición cuentas no puede pasarse por alto en esta aludida obra, como las siguientes que se vayan a construir.

Cuando, en un país como el nuestro, se mantuvieron medidas cautelares de detención preventiva contra varios ministros de Estado por supuestos delitos cometidos contra la administración pública; cuando sus diputados recibieron millonarias partidas sin rendición de cuentas alguna; cuando funcionarios, magistrados y particulares devuelven millonarias sumas de dinero mal habidos, ¿cómo no va a haber dudas razonables para negarse al aumento de pasaje del Metro?

Cuando en un país como el nuestro, contratistas nacionales y extranjeros no pueden explicar los sobreprecios en la construcción de nuestras calles, avenidas y autopistas; cuando ex ministros de Estado no pueden justificar sus lujosas mansiones, ¿cómo no va a haber razones para oponernos al alza de pasaje en el Metro?

Cuando, en un país como el nuestro, los Gobiernos de turno asfixian económicamente a la clase media trabajadora, congelando sus salarios y además, propiciando el encarecimiento de la canasta familiar, el clientelismo político, ¿cómo no va a haber razones para oponerse al alza en el Metro?

Cuando, un país como el nuestro, teniendo un Canal como el de Panamá, con el mayor abanderamiento de naves y buques, que genera miles de millones de divisas y que, tristemente, se nos tiene clasificado a nivel mundial como la nación que cuenta con la peor distribución de la riqueza por persona, tenemos razones para oponernos al alza en el uso del Metro.

Cuando, en un país como el nuestro, el embajador de la nación más poderosa del mundo alza su voz en el propio territorio, hace acusaciones temerarias a sus empresas nacionales, dicta pautas intimidatorias sugestivas que a su vez causan un terrible daño a nuestra economía al perderse miles de empleos, ¿cómo no va a haber razones para decirle no al aumento en el pasaje en el Metro?

Cuando, en un país como el nuestro, se nos deducen millones de dólares en la seguridad social y no hay suficientes camas ni médicos especialistas en la CSS para realizar cirugías y son escasos los medicamentos vitales para la sobrevivencia del asegurado, ¿cómo no va a haber razones para decirle no al incremento del pasaje en el Metro?

Y finalmente, panameño vida mía, cuando, en un país como el nuestro, Transparencia Internacional en plena Conferencia Anticorrupción, cuestiona en duros términos a los ‘Papeles de Panamá' y además, es un secreto a voces nuestra posible vinculación con la entramada operación ‘Lava Jato', entonces nos sobran las razones para oponernos rotundamente al alza del pasaje del Metro de Panamá.

*ABOGADO Y MIEMBRO DEL COMITÉ EJECUTIVO DE LA FENASEP.