Temas del día

29 de Feb de 2020

Genaro Villalaz García

Columnistas

La cultura, una oportunidad para mejorar nuestra sociedad

El INAC fue concebido como una institución encargada de promover las manifestaciones artísticas, filosóficas y científicas

La cultura, una oportunidad para mejorar nuestra sociedad
La cultura, una oportunidad para mejorar nuestra sociedad

La cultura está íntimamente relacionada con los patrones de conducta, creencias, costumbres y manifestaciones espirituales e ideológicas que representan a sectores dentro de una sociedad. Se identifica, además, por mostrar rasgos y diferencias de un país o región con otro, que pueden ser debido al lenguaje, pensamiento, formas de actuar y otras características que la hacen propias y únicas en comparación a otros pueblos. En fin, es una creación del ser humano que aumenta la riqueza de la vida en las diversas formas de manifestarse.

Las expresiones artísticas como las letras, artes plásticas, música, artes escénicas, danza, gastronomía, artes audiovisuales y cinematográficas, junto con los comportamientos, valores y creencias de una comunidad, forman parte esencial de la cultura y se manifiestan a través del estilo de vida de quienes pertenecen a una nación.

Cada sociedad tiene sus propias manifestaciones culturales que la hacen especial, distinta y es esa diversidad lo que más enriquece a los pueblos porque el sistema de creencias y principios que en pocas palabras es la suma de todas las formas de arte, de amor y de pensamiento, permiten a los seres humanos ser más libres.

Nuestro país pervive en una crisis permanente de valores morales y éticos que influye en la forma como percibimos la situación de un país con un crecimiento económico envidiable para la región, más con una pésima distribución de la riqueza que hace de esta nación, un país con sectores enriqueciéndose cada vez más a costa de otros que siguen hundiéndose en la pobreza con los daños permanentes que ocasiona en la población.

La cultura es un vínculo invisible que se relaciona con el desarrollo de nuestro país pues nuestros valores son nuestros principios fundamentales, que de una u otra forma han sido trastocados en las últimas décadas haciendo del panameño un sujeto influenciado por la corrupción, la apatía y el juega vivo, comportamientos negativos que han afectado el nombre del país y la dignidad de la ciudadanía.

Esa manera como percibimos las situaciones del diario vivir están en gran medida afectadas por los prejuicios, la actitud y las emociones, factores estrechamente relacionados con la cultura. Al etiquetar algo como bueno o malo, nuestras ideas preconcebidas juegan un papel básico. Cuando juzgamos algo como fácil o difícil, la actitud y el nivel de motivación que tenemos son claves.

El INAC fue concebido como una institución encargada de promover las manifestaciones artísticas, filosóficas y científicas producidas por el hombre en Panamá a través de las épocas, o sea, desarrollar y custodiar ese patrimonio cultural que debe ser uno de nuestros principales activos como nación.

Ante la situación del país, es importante que tanto el Ministerio de Educación y el INAC establezcan políticas claras donde en las escuelas y colegios se trabaje para inculcar en las nuevas generaciones el amor por los símbolos patrios, el respeto a nuestras manifestaciones culturales y cuidar que influencias externas no sigan afectando nuestra identidad de nación.

Este es un paso esencial si queremos salvar a Panamá de la crisis de credibilidad que nos afecta, de las malas decisiones políticas y lograr que las próximas generaciones compartan un objetivo de país que nos devuelva el sitial perdido ante tantos escándalos de impacto mundial.

La educación y la cultura jugarán un papel imprescindible, siempre y cuando el Estado les permita intervenir con programas y proyectos que impacten en escuelas, colegios, universidades y barrios, para que en algunos años veamos los resultados que exige nuestra sociedad. Esa sería la mejor manera de invertir recursos del Estado de forma eficiente, en la formación del carácter, valores y principios de los ciudadanos panameños.

EX DIRECTOR GENERAL DEL INAC.