Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Virgilio Correa

Columnistas

François Hollande: ¡un presidente fracasado!

El actual presidente de Francia, llamado desde hace muchos años ‘Flanby', toda vez que es como un flan de cajeta hecho en China

El actual presidente de Francia, llamado desde hace muchos años ‘Flanby', toda vez que es como un flan de cajeta hecho en China, con leche cortada (de la que vendía Macron a África), huevos dañados (no los de Macron y Sapin), sin azúcar y sin limón. Un flan muy malo en Francia.

Pero eso no es nada para definir a Flanby Hollande. El 7 de mayo próximo pasará a la historia de la Quinta República francesa (1958-2017) como el peor presidente en casi sesenta años de historia.

Hagamos el recuento: tasa de desempleo de 10.6 % en el cuarto trimestre de 2012, 0,5 % más que el trimestre anterior, situándose en su máximo nivel desde 1999. Desde que llegó fue un plomo. Hoy, esa tasa está en 10 %. Esta tendencia mediocre le puso cortapisas para presentarse a la reelección. Su gestión de la deuda externa fue catastrófica. La deja cercana a los 6000 trillones de euros. Un fracaso total que podría crear una crisis financiera profunda en el Hexágono, si eso no se atiende con prioridad, después de su partida dentro de muy poco.

Su mandato ha sido el que más atentado terrorista sufrió bajo la 5ª República gala en seis décadas. Una vergüenza europea y mundial.

Una política internacional errónea, casi que borra a Francia del mapa planetario. Hasta fue nominado para el título de ‘Gobernador de la provincia Francia, o vicecanciller de Merkel o aún mayordomo de Ángela', usted lector escoja el que más le plazca.

Una política militar en zig-zag continuo. No acertó en casi nada, a parte de las ridiculizaciones hechas a él por Putin, Trump, Erdogan, etc... Su balance es el del peor presidente galo desde 1958. Se llevará ese logro a su tumba.

En octubre del 2016 llegó a tener solo el 4 % de aceptación. Algo nunca visto en los anales de un presidente francés. Un gran fracasado.

En verdad preferimos decir para limpiar la imagen presidencial de Francia, que Flanby Hollande fue más que todo un presidente de la 4ª República gala, nada que ver con la 5ª equilibrada que casi destruye, porque él mismo es un desequilibrado absoluto.

Giscard, Chirac, Sarkozy y pronto Fillon, deberían votar la expulsión de Flanby de la galería de la 5ª República, pues este funesto personaje no hace más que deshonrarlos a ellos y a Francia, y de esta manera dejarle el monopolio a la derecha en ese palmarés presidencial, probando una vez más que los socialistas son un gran fracasó en Francia, pues todos los males de hoy podrían bien ser atribuidos a ellos.

Entonces que lo trasladen a la 4ª República gala para salvar el honor de la 5ª gala.

EMPRESARIO