La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Sydia Candanedo de Zúñiga

Columnistas

Un soneto a los sonetos del poeta César Young Núñez

El poeta y escritor Young Núñez llegó a nosotros con su inspiración, sencillez y amistad.

El poeta y escritor Young Núñez llegó a nosotros con su inspiración, sencillez y amistad. Su vida como panameño es conocida dentro del mundo de las letras. Hoy que abandona su vida terrenal, queremos recordarlo con el soneto que le dediqué hace algún tiempo, cuando él escribió algunos sonetos a damas panameñas que fueron sus amigas.

En su columna periodística titulada Los viernes de Julio Viernes nos deleitábamos con sus humanos mensajes. Solo nos queda su infinito recuerdo y un deseo porque la gran paz de Dios lo colme siempre.

El soneto a César

Me gustan los sonetos que tu escribes, porque irradian ingenio en cada verso y por eso, poeta, te converso y te escribo y alabo lo que dices.

¿Quién no diría que el juego de las nubes es de los pensamientos un ensueño, cuando cantas y expresas entre sueños el canto de los llanos al querube?

No somos los poetas forjadores de guerras y de prendas mal habidas, somos del sol, sutiles armadores.

Y es por ello que el cielo de este vate recibe de mi canto bienvenidas con la amistad poética que vale.

Siempre he pensado que la alcurnia de los poetas y escritores es dada por Dios y ningún vate o amante de las letras debe sentirse más elevado ni por aquellos que no escriben ni por los que beben en la fuente de las letras, ellos unos y otros tendrán otras cualidades brindadas por el Ser Supremo.

Esto nos conduce a ser humildes aunque nuestro canto llegue a elevarse y las musas de Dios sean nuestras compañeras en esas profundidades del ser, inexplicables, espirituales, sublimes como lo es Dios en su infinito.

Todo esto lo dedico al poeta amigo que se nos ha ido para siempre.

POETISA