La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Juvenal Eduardo Torres Domínguez

Columnistas

Crisis institucional y funcionarios

Recordemos que ‘la cadena siempre se rompe por el eslabón más débil'

Crisis institucional y funcionarios

La incertidumbre se amalgamó con la cotidianidad, naturalizando hechos de violencia, criminalidad y conflicto; esto debiera llevarnos a preguntarnos colectivamente ¿hacia dónde vamos? Entre la sobreinformación de las calamidades diarias de este pequeño país, una en particular me llamó la atención, no solo por los hechos, sino por la relación que guardan quienes fueron víctimas o se vieron involucrados en situaciones de conflicto en el ejercicio de su función como servidores públicos. Recordemos algunos incidentes de los últimos meses donde fueron agredidos y en algunos casos asesinados funcionarios en el ejercicio de sus labores.

‘[...] ¿se está deteriorando la institucionalidad del Estado y los funcionarios operativos son las primeras víctimas? [...] ‘la cadena siempre se rompe por el eslabón más débil'...'

En una entrevista, en Televisora Nacional (TVN), realizada el 21 de noviembre de 2017, bajo el título ‘Atacan a funcionarias del Inamu por proteger a mujeres víctimas de violencia', la Licda. Liriola Leoteau, directora del Instituto de la Mujer, señaló que ‘Las defensoras de los derechos humanos, las mujeres que trabajan en los Cinamu, están siendo atacadas. Claro […] cuando ya estás en la comunidad y estás enfrentando a un agresor para proteger a una mujer, ya entonces te conviertes en su enemiga. ¿No?' Concluye la entrevista apuntando que el día anterior, en el ejercicio de sus funciones en el Cinamu, una funcionaria fue víctima de intento de violación.

Otro incidente ocurrió el 27 de noviembre de 2017 en el distrito de San Miguelito, en San Antonio Rural, también llamada ‘la ratonera'. El Sistema de Protección Civil (Sinaproc) acudió a un llamado de rescate, tras inundaciones provocadas por las vertiginosas lluvias de aquellas fechas. Dos rescatistas acudieron al llamado, según fuentes los mismos, tras evaluar los daños de las viviendas de la zona provocados por las inundaciones, fueron agredidos por los residentes del lugar con botellas, palos y varillas, ambos funcionarios tuvieron que refugiarse en una residencia de la localidad, hasta la llegada de las unidades de la Policía Nacional. Tras evaluación médica, los funcionarios mostraban golpes y heridas en varias partes del cuerpo. ( La Estrella de Panamá 27/11/2017).

En un comunicado de prensa, fechado 27/11/2107, el Sinaproc se pronunció sobre este hecho, señalando: ‘Concluidas las evaluaciones las unidades de Sinaproc fueron abordadas por residentes del lugar que exigían en malos términos entrega inmediata de línea blanca y colchones por la introducción de agua en sus residencias'. Situación que antecedió a las agresiones contra los dos rescatistas, ya que los residentes demandaban violentamente solución inmediata en reemplazo de sus enseres perdidos en la inundación.

Para ir concluyendo, citaré dos situaciones más que terminaron de manera fatídica, la primera, el 24 de noviembre el asesinato de un profesor dentro del taller de electromecánica, donde impartía sus clases en las instalaciones del Inadeh en la provincia de Colón, todo apuntó a que fue para robarle. Segundo, el asesinato a sangre fría durante el cumplimento de su deber de dos jóvenes miembros de la Policía Nacional en el corregimiento de Chilibre, en horas de la madrugada del 14 de octubre, mientras estaban en un transporte estático, que vigilaba a los conductores de la autopista Panamá-Colón. Los uniformados fueron atacados repentinamente, sin poder utilizar su arma de reglamento en defensa propia.

Estos hechos deben llamar la atención, ya que subyace una relación entre estos casos: todos eran funcionarios en el ejercicio de sus funciones. ¿Qué representa el funcionario para la sociedad?, además de ser un asalariado público, es quien representa la institucionalidad del Estado (no un Gobierno de turno), en los diversos ámbitos de las políticas públicas desde sus funciones y acciones, para garantizar los derechos de la ciudadanía.

Siendo así, deseo provocar una reflexión: ¿se está deteriorando la institucionalidad del Estado y los funcionarios operativos son las primeras víctimas? Recordemos que ‘la cadena siempre se rompe por el eslabón más débil'.

SOCIÓLOGO