La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Moisés Véliz Arosemena

Columnistas

Ser honestos, sí paga; la juventud reclama modelos

Decía Marcos Fernández en el sepelio de su padre Tony Fergo, que ‘las cosas materiales' no eran las que más motivaban a Tony

‘Dar de sí, antes de pensar en sí', es un lema de Rotary Internacional que también es expresado con otras palabras por muchos en el quehacer político, al decir que ‘debemos servirle al Estado, y no servirnos de él'. Las dos frases bonitas y retóricas, de profundo contenido filosófico resaltan los valores éticos, particularmente la honestidad.

Decía Marcos Fernández en el sepelio de su padre Tony Fergo, que ‘las cosas materiales' no eran las que más motivaban a Tony; si no ‘las ideas', porque cuando tenía una, la desarrollaba con su característica creatividad y pasión, sin esperar ganancias. Tony Fergo, también fue un consagrado rotario.

Un gran amigo de Tony, seguidor de esta filosofía hasta cierto punto romántica, maestro egresado de la Escuela Normal de Santiago, piloto de aviación con estudios en Spartan School of Aeronautics de Oklahoma; fundador de la empresa Transportes Aéreos Spiegel y la carguera Pacific Airlines; fundador de la primera escuela de aviación panameña organizada con aviones Cessna 150 y 177 nuevos; además de gerente general de la Compañía Panameña de Aviación, S.A. fue el capitán Hermes Carrizo Palma, fallecido en marzo de 2005.

El Nene Carrizo, como le llamaban sus amigos y allegados, en un momento histórico de su vida, con diez hijos que alimentar, dejó el cargo de gerente general de la principal línea aérea de Panamá, para trabajar en el Gobierno, como director general de la Dirección de Aeronáutica Civil.

En otro momento más importante aún, dejó el confort de sus actividades privadas, para dedicar todos sus esfuerzos a la reestructuración de Tocumen, durante los días y meses que siguieron a la invasión de diciembre de 1989.

A lo largo de su vida, llena de anécdotas, algunas de ellas publicadas por La Estrella de Panamá , pero altamente productiva y ejemplar, practicó la agricultura, actividad con la que siempre se identificó por razón de su origen campesino, intentando desarrollar una finca de cítricos en las montañas de Coclé.

El uso de su nombre para la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Tocumen, sería una buena decisión de la Junta Directiva de Tocumen, S. A. y de las autoridades vinculadas a la aviación civil panameña, en circunstancias en que urge resaltar los valores a través de ejemplos de panameños honestos y mejor aún, uno cuyo aporte a la aviación nacional fue público y notorio.

Algunos antecedentes de terminales aéreas con nombres de destacadas personalidades vinculadas a la aviación nacional, son: Marcos A. Gelabert (Albrook), Enrique Malek (David), Enrique A. Jiménez (Colón), Scarlett Martínez (Río Hato), Augusto Vergara (Las Tablas), Alonso Valderrama (Chitré), Justiniano Montenegro (Pedasí), Rubén Cantú (Santiago).

El capitán Hermes Carrizo Palma, fue descrito en la obra Inmortales de la Aviación Panameña, del ingeniero Germinal Sarasqueta, hoy representante de Panamá ante la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), como una persona que tuvo ‘el privilegio de haber transcurrido su exitosa vida profesional, en dos períodos aeronáuticos señalados de nuestra historia de la aviación, por lo que ostenta los títulos de Propulsor de la aviación interiorana (1947-1956) y Forjador de nuestra aviación moderna (1963 hasta nuestros días), además de haber sido director de Aeronáutica Civil'.

ECONOMISTA Y EMPRESARIO.