La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Yolanda I. Crespo D.

Columnistas

El cerebro de Hemingway

Esta obra trata sobre el individuo creativo y la locura en grandes escritores y las personas más allegadas a Hemingway

Nuevo libro, bien documentado, sobre los últimos años y la patología que llevó al suicidio al gran escritor norteamericano en su residencia en Ketchum, Idaho, en 1961. Excelente biografía del doctor Andrew Farah, distinguido psiquiatra forense, jefe de Psiquiatría en la División de High Point del Sistema de Salud de la Universidad de North Carolina. El doctor Farah afirma que la trágica muerte de Hemingway es producto de causas neurológicas, nueve traumatismos cerebrales severos, los efectos de la terapia electro convulsiva que recibió en la Clínica Mayo, le borró la memoria, el aspecto genético suicida en su familia. Su padre era depresivo, se suicidó con una pistola.

El cerebro de Hemingway presenta un enfoque diferente sobre las causas que llevaron a la inmolación del Premio Nobel, Ernest Hemingway.

Detrás de la demencia, están los nueve traumatismos cerebrales que sufrió, le causaron daños irreversibles parecidos a los que sufren los boxeadores: demencia pugilística. Estas conmociones cerebrales, heridas recibidas en la cabeza padecidas durante la Segunda Guerra Mundial, las dos veces que se cayó el avión en que viajaba en África, se pensó que había muerto, recibió fuertes golpes en el cerebro (cuando abre la ventana con su cabeza para poder salir de la avioneta), múltiples accidentes, debido a su agitada vida.

Ernest Hemingway padecía una demencia crónica traumática encefalopatía, común en los boxeadores, conmoción cerebral, traumatismo cerebral, dolores de cabeza persistentes, múltiples traumatismos craneales, diabetes, demencia vascular, golpes en el cerebro.

En su obra describe las últimas horas de la vida, podía describir las sensaciones del cuerpo, en distintas ocasiones estuvo muy cerca de la muerte. Recuerda el sabor de su sangre.

En los últimos cinco años estuvo deprimido porque no podía escribir, no podía trabajar, tenía conciencia de su declive cognitivo, la situación genética del suicido, muchos en su familia se suicidaron, su madre a quien odiaba, familiares, amigos, Adriana, su musa italiana, se ahorcó, muchos escritores y personas allegadas se quitaron la vida.

Llevado a la Clínica Mayo, por presión alta, le dieron terapia electroconvulsiva, 15 tratamientos en la primera vez, intensamente suicida, la segunda vez 10, a los dos días, después de terminar la terapia electroconvulsiva, se pegó un tiro con en la boca con un rifle de dos cañones. Mary, su esposa, dejó las llaves donde estaba el arma disponible, y no aviso a sus hijos de su estado depresivo, sus relaciones eran destructivas, tal vez lo hizo para quedarse con el dinero y pertenencias.

‘Las cosas no están en otro lugar que, en nuestra mente, nuestras memorias, son sagradas'.

Es una tragedia perder la memoria, estaba deteriorando sus habilidades, perder su modo de vida.

Llegó a procesar y describir la dimensión del suicidio de su padre, sintió que su padre lo traicionó.

Esta obra trata sobre el individuo creativo y la locura en grandes escritores y las personas más allegadas a Hemingway. Escritores como Ezra Pound, TS Eliot, Dos Passos.

Ernest era excesivo en todo, se casó cuatro veces, arriesgó su vida, proyectaba la imagen del macho, iba a safaris donde mataba animales en África, de niño su madre lo vestía de niña. Por muchos años abusó del alcohol, y de las drogas; necesitaba emociones fuertes, no tener límites, abusaba de los demás, era excesivo en los ejercicios, tentaba la muerte, para averiguar la verdad acerca de los límites de la muerte, él odiaba a su madre, género, atacaba a sus amigos y mujeres, solidificaba las peores partes de su persona, mantenía una relación patológica y violenta con Mary, su última esposa. Su conducta es el resultado de sus heridas, su aspecto físico era muy atractivo de joven, luego se viene abajo, descuida su apariencia.

En su investigación, Farah encuentra un deterioro en su escritura, Hemingway siente que es una caricatura de él mismo, su conducta era abusiva, cambiante. Al realizar que su memoria le fallaba, se suicidó. Había tratado de quitarse la vida anteriormente.

PSICÓLOGA, ESCRITORA Y DOCENTE UNIVERSITARIA.

BIBLIOGRAFÍA: FARAH, ANDREW, ‘HEMINGWAY'S BRAIN', UNIVERSITY OF SOUTH CAROLINA PRESS, 2017.