La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Virgilio Correa

Columnistas

Los merengues mecánicos en el siglo XXI

‘Zinedine Zidane (y) Marinus Jacobus Hendricus ‘Rinus' Michels, [...]. Dos celebres directores [...]'

La 13ava Copa de la Eurochampion que ganó el Real Madrid fue más que una Copa, es ahora toda una leyenda de la historia del fútbol europeo. CR7 ahora tiene más copas Champions que el Barça...

Fueron 96 minutos súper intensos. Fue un gran regalo antes del Mundial de Rusia.

Una anécdota importante: ‘Allah abandonó a Sallah y el papa, tal vez le deba la vida al Real Madrid...'. Nunca lo sabremos. Pero debe estar consignado en los Evangelios católicos: ‘La parábola del Real Madrid que salvó al papa Francisco'.

Ese partido entre el Liverpool y el Real Madrid del 2018, nos hizo recordar aquel partido glorioso de la final del Mundial de 1974 en Alemania hace 44 años. Por ello tuvimos un ‘déjà vu' entre Múnich 1974 y Kiev 2018 ayer en Panamá.

Un equipo que aprendió a moverse como una máquina se transformó en invencible, cuando tuvo un cerebro que lo comandara. Johan Cruyff fue el artista que gestionó la revolución del fútbol total del Ajax en el campo. ‘El juego colectivo era la máxima, y en ese colectivismo se alineaban todos los aspectos necesarios y todas las respuestas para desarrollar el fútbol buscado: defensa y ataque, con el ‘pressing' como vínculo y arma principal de ambos'.

Han pasado más de cuatro décadas y esas teorías del balompié siguen vigente.

Zinedine Zidane, al igual que Marinus Jacobus Hendricus ‘Rinus' Michels, se darán siempre la mano en el museo del fútbol europeo del siglo XX y XXI. Dos celebres directores técnicos de sus épocas.

El juego del Real Madrid fue perfecto esta vez. Defendieron y atacaron, se esforzaron ante la presión del adversario, hicieron academia y exhibición de la técnica de equipo esforzado. 23 minutos de ataque y defensa, 26 minutos de posesión y presión, serenidad e imaginación, academia y juego bonito, con muy pocos errores. Después 48 minutos de lo mismo anterior, pero mucho mejor. Se merecían el 5 a 1, después de la desaparición de Sallah. Nuestro nieto mayor acertó el 3-1 desde hacía varios días.

Ahora estaremos obligados a regresar al museo del Bernabéu con toda nuestra familia a contemplar la 13ava Copa del Real, después que cambie el Gobierno en Panamá, cuando ya tengamos un mejor Gobierno que el actual el 26 de mayo próximo, celebraremos lo uno y lo otro, en el barrio de la calle de Padre Damian.

EMPRESARIO