La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

Juan Diego Correa Quirós

Columnistas

Incertidumbre frente a las elecciones 2019

La prueba de que nos hemos equivocado votando, son los cientos de escándalos de corrupción en los tres órganos del Estado

En mayo del 2019 será la primera elección nacional en la que podré votar. Somos, al menos, 110 000 jóvenes los que votaremos por primera vez, según Cedulación del TE.

Veo por quienes no quiero votar, pero por quien quiero votar, aún no lo veo.

En los últimos cuatro periodos electorales, se ha cometido el mismo error garrafal: ‘votar por el menos peor', pero siendo optimista, estamos entrando en una época distinta. Hay un empoderamiento de los jóvenes. Los valores se nos están poniendo a prueba y creo que somos varios los que queremos hacer las cosas bien.

Sin embargo, si en Panamá el sistema no permite que salgan buenos candidatos, la corrupción continuará. La prueba de que nos hemos equivocado votando, son los cientos de escándalos de corrupción en los tres órganos del Estado.

Por eso debemos votar por alguien que realmente analice, proponga y resuelva los problemas del país, no por el que más regale o compre votos con favores.

Tenemos tres partidos políticos y a los candidatos independientes.

Un partido cuyos exponentes insisten en seguir contratando a empresas constructoras confesas de su delito. Con un presidente que propone una Constituyente que se debió instaurar al inicio de su periodo, no en su ocaso; y en permanente matraqueo con la Asamblea Legislativa.

Otro, cuyo eslogan es (aunque no lo digan literalmente) ‘Robé, pero hice'. Cuyos miembros piden votos luego de desbaratar la nación con sobrecostos, subsidios innecesarios y clientelismo. Partido cuyo líder ha sido extraditado y que, al parecer, cometió traición a la patria (confesado en su carta dirigida al Gobierno de EE.UU.), entre otros cargos de los que se le acusa.

Un tercer partido que ha tratado de redimirse, luego de 20 años de dictadura militar, pero sigue cometiendo errores. Con un expresidente que introdujo a Odebrecht en Panamá en el 2006. Además, con un precandidato que planea regresar al poder luego de un mandato presidencial cuestionado por corrupción en los años 90.

La pregunta es: ¿por quién votar?

Veo algunos candidatos independientes con intenciones de rescatar el país. Pienso que si unen ideales entre sí, hacen propuestas concretas y se comprometen con la justicia y la democracia, podrían lograr el tan anhelado cambio.

Pero, es importante saber diferenciar a un candidato verdaderamente independiente, de uno que después de estar por años en algún partido, se desvincula oportunamente de este para limpiar su imagen.

Creo firmemente que votar en blanco o no ir a votar es una pérdida de oportunidad.

Si el Código Electoral permitiese la segunda vuelta, entonces votar en blanco sí sería la respuesta firme ante unos candidatos indeseables.

A otros jóvenes que votarán por primera vez, les recuerdo tener en cuenta la trayectoria de cada candidato, sus ideales, sus aportes reales a la sociedad (no regalos), su ética y moral. Incluso, presten atención a quienes apoyan su campaña y mueven los hilos detrás de este candidato.

No nos dejemos influenciar por candidatos corruptos ni familias poderosas ni populistas que se roban nuestra dignidad y futuro sostenible. Vota a conciencia, porque en tus manos está el futuro de Panamá.

ESTUDIANTE