Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Virgilio Correa

Columnistas

Los atentados de París y los ‘Panama Papers'

‘Podríamos decir que desde el 1/10/17 no hay ya más atentados terroristas graves en Francia. Solo muy pocos casos aislados'

Hoy, 13 de noviembre, se cumplen tres años de los atentados en París (Bataclan) en donde ocurrieron varios ataques terroristas cometidos en esa noche fatal en la capital francesa y su suburbio de Saint-Denis, perpetrados en su mayoría por atacantes suicidas islamistas en los que murieron 137 personas y otras 415 resultaron heridas. Ya la semana anterior otros terroristas habían atacado la sede del semanario ‘Charlie Hebdo'. Desde esos momentos se prendieron todas las alarmas en París y cerca de 170 países del mundo se convirtieron en sospechosos por ayudar sin saberlo a estos terroristas, en su gran mayoría franceses de origen islámicos, dirigidos por redes internacionales terroristas en contra de Occidente. Los Estados Unidos prometieron ayudar en todo a Francia, confirmando así su gran amistad histórica en contra de los terroristas y delincuentes internacionales. Todas las transacciones financieras y comerciales pasadas entre EUA y el mundo estarían al servicio de la investigación en Francia.

El primer embajador de EUA en el mundo fue Benjamin Franklin y fue nombrado en París en 1777. Durante ese tiempo reinaba en Francia Louis XVI y su flamante ministro de finanzas y casi primer ministro Jacques Necker, quien como banquero ayudó a financiar a través del Tesoro real francés la Independencia de las colonias americanas. Todo esto para entender las buenas relaciones bilaterales entre Francia y EUA, por lo que pudo ser muy factible que el Gobierno de EUA le haya dado toda la información de las operaciones bancarias panameñas a Francia, toda vez que la moneda de curso legal en Panamá no es panameña, es el dólar EUA. Eso no nos hace independientes ante nuestras relaciones con el mundo financiero y sobre todo en el plano monetario-bancario, lo que nos obliga a ser más serios en nuestras relaciones con EUA y sus reales aliados históricos desde 1777. Época en la que ni siquiera existía Panamá como república.

Del 13 de noviembre 2015 al 3 de abril 2016 no hubo más atentados terroristas islámicos, el siguiente sería el 13 de junio de 2016 en las afueras de París, perpetrados contra una joven pareja francesa de funcionarios por el islámico Larossi Abballa.

Nos detendremos ahora en la fatal noticia de ese domingo frío del 3/4/16 para Panamá, cuando aparecieron los tal llamados ‘Panama Papers'. Francia que ya tenía casi seis meses investigando a todo el mundo por el tema financiero a favor del terrorismo islámico, con el apoyo de su gran aliado americano, entonces consideró necesario investigar: ¿de dónde sacan el dinero los terroristas?, ¿quién los financia?, ¿cómo logran acceder a tanta ayuda extranjera?, ¿dónde está la falla?, ¿de allí la publicidad de los ‘Panama Papers'?

¿Ayudó la información del 3/4/16 sobre los ‘Panama Papers' para encontrar luces sobre el financiamiento de los terroristas islámicos? ¿Por qué declaró el presidente Hollande, el mismo 4/4/16, que se ‘alegraba de las revelaciones de los ‘Panama Papers' y prometía investigar a fondo y castigar a todos los delincuentes involucrados en el blanqueo de capitales' (‘para fines perversos')? Incluso sugirió en ‘petit comité' que contaba con el apoyo de su colega americano.

Curioso destino histórico para la relaciones de Francia-Panamá, ya que en el programa de televisión ‘BMF Politique', ya el ministro de Finanzas actual se refería el mismo 3/4/16, con energía, a atacar a los terroristas islámicos y a los paraísos financieros opacos que apoyarán a esos enemigos de Francia. Así que hoy día no nos llama la atención que ese diputado de ayer (3/4/16) y hoy ministro de Finanzas tenga a Panamá en la lista negra aún.

El 8/4/16, el mismo presidente Hollande llama al presidente panameño para anunciarle que lo pondría en una lista negra por no controlar la evasión fiscal, el blanqueo de capitales y ser tan laxistas en la administración de sus servicios ‘offshore'. El ministro de Finanzas de esos día es nada menos hoy el presidente Macron, que conoce muy bien el expediente de Panamá, por ser ex banquero internacional, secretario privado del presidente durante el Vía Crucis Francia-Panamá del siglo XXI.

¿Qué encontraron realmente los franceses para tomar esas decisiones tan drástica sobre Panamá, habiéndole tolerado su industria financiera ‘offshore' por más de 113 años, a pesar de no colaborar con ellos? Nunca lo hemos sabido y pensamos que nunca lo sabremos, solo podemos juzgar por las consecuencias que aún está viviendo Panamá en estos momentos, un escrache total por parte de Francia, lo que nos hace pensar que es algo muy grave para ellos.

Lo cierto es que durante los casi 30 meses que ha durado la sanción a Panamá en las listas grises, negras y opacas, a pesar de algunas excepciones, el terrorismo islámico ha bajado en Francia y en toda Europa. Podríamos decir que desde el 1/10/17 no hay ya más atentados terroristas graves en Francia. Solo muy pocos casos aislados.

¿Nos da esta casualidad derecho a pensar que muerto el perro, se acaba con la rabia? Pues no lo sabemos, lo único que sabemos es que desde los ‘Panama Papers', las cosas están muy mal en todo Panamá, pero mantenemos la esperanza de que el próximo Gobierno panameño goce nuevamente de la confianza de la Unión Europea en general y de Francia en particular, para normalizar esas buenas relaciones tan necesaria para el desarrollo del país.

Es cierto que una nueva forma de Visa Schengen entrará pronto en vigencia para ir a Europa, pero esto no debe ser obstáculo para mejorar las relaciones con ellos.

Nosotros que conocemos bastante bien la administración francesa, su filosofía y su idiosincrasia, pensamos que Panamá ya advertida en sus transgresiones indirectas o directas, no premeditadas tiene dos caminos para reinventar su imagen:

1- Preserva la no penalización de la evasión fiscal, del blanqueo de capitales y de los servicios ‘offshore', pero entonces tienen que crear una moneda, un banco central y controles monetarios modernos para fiscalizar todos sus movimientos monetarios y financieros y poder insertarse en el concierto de las naciones, no dependiendo así de EUA, monetariamente hablando. Descartando el reemplazo de EUA por China, porque sería echar más leña al fuego que nos está haciendo mucho daño.

2- Impone la penalización de la evasión fiscal, el blanqueo de capitales y rediseña el negocio ‘offshore' bajo control de una autoridad pública paritaria, entonces puede mantener el dólar americano, con una autoridad tipo banco central para controlar todas las operaciones ‘offshore' y se reinserta en el concierto de las naciones, con la confianza y seriedad que se requiere para ello.

Todo lo que hace este Gobierno hoy en día, nunca convencerá a las autoridades del grupo de los 20, aunque la OCDE y otras instituciones internacionales le den cabida a los funcionarios inexpertos del Gobierno de Varela. La solución del problema está por encima de la capacidad de este Gobierno 2014-19. Gran responsabilidad endosada al nuevo Gobierno que viene el otro año, y sobre el cual los panameños no pueden equivocarse de nuevo, si desean resolver tantos conflictos actuales.

EMPRESARIO