Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Avelino Bultrón A.

Columnistas

La confianza

‘La confianza es un tesoro, no lo pierda por dinero, por promesas incumplidas [...]'

La confianza es la seguridad o esperanza firme que alguien tiene de otro individuo o algo. Lo que puedo interpretar de esta definición es que en esencia esto es la base de todo en lo que hacemos y nos involucramos en el día a día y considero que es importante tratar sobre este tema; la confianza genera credibilidad.

Hay múltiples casos en los que vemos familiares y personas en general envueltos en problemas por no cumplir su parte, por violar esa confianza depositada, pidiendo dinero para supuestas emergencias, jugando con la buena fe de la contraparte, tan pronto reciben lo que necesitan, resuelven su problema y obviamente no pagan ni hacen arreglos, y es claro, esa persona no es banco ni institución que afectará sus registro financiero, pero la confianza está perdida y esto es como aceite derramado en el suelo, no se recupera.

No es necesario sacar un arma y que le apunten para que usted se percate de que ha sido timado para siempre, no importa qué diga, qué haga, cómo quiera compensar, siempre eso estará latente, eso no se recupera, la confianza es un tesoro y quien goza de la misma es una bendición.

No solo vemos la confianza vulnerada en situaciones de dinero o palabras empeñadas, lo vemos en las relaciones de pareja, donde, a pesar de que una parte esté haciendo lo correcto, la otra parte da rienda suelta a la libertad de la cual goza, sin importar a quién se lleve por delante. En estos casos he aprendido que la confianza se vulnera con una mirada, con un comentario, con un beso, con un mensaje, dar espacio y oportunidad para que eso entre y se afinque es notorio para vulnerar la confianza, aunque la otra parte no sepa, o al menos piense que es así.

Una llamada o un mensaje que responda, siguiendo el hilo de la picardía, no es juego, no importa si responde y luego lo borre, hay energías que confluyen e irán conspirando para que la relación se vaya a pique, en el mundo en muchos ámbitos siempre se tiene la idea de que hay dos bandos: las personas astutas (vivas) y los otros. En esto nadie es vivo ni gana, en realidad se pierde, no se puede ser feliz ni llegar a cosechar buenas cosas haciendo lo contrario.

La confianza es un tesoro, no lo pierda por dinero, por promesas incumplidas, por infidelidades o aventuras, al final todo se sabe, no hay nada escondido en la tierra y por lo general los que piensan que son tontos, no lo son, simplemente se hacen.

ADMINISTRADOR DE EMPRESAS.