Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Carlos Eduardo Rubio

Columnistas

Los pueblos indígenas y el desarrollo nacional

‘Prestémosle atención (a) los pueblos indígenas, [...], saldemos deudas históricas y hagamos de Panamá un país más justo'

La construcción de un país desarrollado, es tarea de todos, sin exclusiones. Panamá es un país punto de encuentro, bendecido por tener pocos desastres naturales, inversión extranjera notable, puertos, sector logístico y portuario de renombre; somos un Estado nacional completo, con un canal ampliado administrado por panameños, una nación con estabilidad democrática, una moneda estable, conocidos como el Hub de las Américas, donde recientemente se inauguró el Hub Humanitario, y como dijo el papa Francisco: ‘El Hub de la Esperanza'.

En Panamá se ha reducido la pobreza considerablemente, pero somos conscientes de que aún tenemos mucho por hacer y parte de las acciones debe ser con el apoyo de los pueblos indígenas, para que sean parte del desarrollo nacional, ya que estos suelen ser los más vulnerables ante esta situación.

Bajo esa premisa, podemos ser testigos de, por primera vez, tener un plan concreto, como lo es el proyecto ‘Apoyo para la Implementación del Plan de Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas de Panamá', financiado por un préstamo del Banco Mundial a la República de Panamá, que no es un préstamo más, sino la base de un proyecto que busca crear mejor acceso a los servicios básicos, así como cerrar brechas que están entre las más amplias en la región latinoamericana, pues Panamá, a pesar de su crecimiento económico sostenido, todavía tiene grandes retos en materia de reducción de pobreza, específicamente en áreas comarcales. Por tanto, solamente pueden ser cerradas de manera definitiva y sostenible, si involucramos a los grupos tradicionales, respetando sus tradiciones y su contexto sociocultural.

Asimismo, se realizó el primer Gabinete Agropecuario Indígena, donde se dio a conocer que la Comarca Ngäbe Buglé se puede convertir en la próxima frontera agropecuaria. En ese sentido, en el Ministerio de Gobierno, junto con el MIDA, estamos trabajando con el apoyo y capacitación de la FAO, teniendo como resultado que 93 hectáreas han sido labradas y cosechadas con productos tales como: plátanos, ñame, ñampí, arroz, café, otoe y yuca, entre otros, beneficiando así a más de 600 familias indígenas.

También, tenemos el diseño de la ciudad comarcal en Llano Tugrí, el cual contempla la construcción de sedes regionales de ministerios y otras entidades públicas, un hospital, un centro educativo, comercio local y espacios deportivos, entre otros elementos que equipan a la comunidad con todos los servicios necesarios para el desarrollo de sus actividades. Además, a través del proyecto se busca potenciar los principales recursos, como lo son la cultura local y la biodiversidad para poder promover el desarrollo económico de la región.

El prototipo conceptual también contempla un museo que servirá para preservar las tradiciones y costumbres, las viviendas deberán ser semejantes a las tradicionales y se contará con un Juzgado Comarcal y en el lugar se dictarán cursos de botánica y zoología para formar guías que puedan mostrar a los turistas todas las riquezas naturales, además se capacitará a los habitantes en temas ambientales. Ya pronto licitaremos la nueva Gobernación.

El Gobierno, liderado por el presidente Juan Carlos Varela, ha destinado más de 500 millones de balboas ya ejecutados en distintos proyectos de saneamiento, educación, salud, vivienda y obras públicas, entre otros.

Sin embargo, existen otros aspectos importantes, indicadores del futuro de los pueblos indígenas, destinado a favor del desarrollo nacional. Por ejemplo, la representación de Rosa Montezuma en Miss Universo, que resaltó a Panamá como un país afortunado por contar con una cultura diversa que se nutre de todos los pueblos y etnias. De igual forma, la riqueza que tienen los pueblos originarios de Bribri, Buglé, Emberá, Kuna, Naso Tjër Di, Ngöbe y Wounnan, fueron destacados por el papa Francisco durante su primer discurso frente a las autoridades diplomáticas panameñas en el Palacio Bolívar, ciudad de Panamá.

Prestémosle atención al potencial de los pueblos indígenas, colaboremos todos a construir un país que pase del crecimiento económico al desarrollo, saldemos deudas históricas y hagamos de Panamá un país más justo. Países como Australia y Canadá siguieron este camino y tuvieron éxito.

MINISTRO DE GOBIERNO.