La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Avatar del Orlando Goncalves

Orlando Goncalves

Columnistas

Greta, el poder de una causa

‘O la dirigencia política actual, comienza ya a escuchar y, sobre todo a entender y a actuar en consecuencia, o las Gretas van a asumir el liderazgo del mundo'

Es más que evidente que, por un lado, las sociedades han cambiado, lo cual ha hecho que los electores cambien, forzando a la comunicación política a cambiar y adaptarse al cambio de Era que estamos atravesando.

Sin embargo, mucha de la dirigencia política parece que aún no se da cuenta de ello y, sigue actuando igual que hace 10, 20, o 30 años. Su respuesta —simplista por lo demás— en ocasiones es gastar más y más en las campañas y, al hacerlas más costosas, ya sabemos las consecuencias que ello tiene.

Por otro lado, los electores cada día votan más por otros ciudadanos que por partidos e ideologías, pero, los jóvenes van un paso adelante y ahora votan por causas, poniendo en segundo plano a los candidatos y en tercer plano a los partidos e ideologías.

Para quienes nos dedicamos a la comunicación política, esta situación de que los dirigentes políticos sigan anclados en el pasado, en ocasiones nos resulta de difícil comprensión y, nos termina volviendo más selectivos a la hora de escoger un cliente.

Pero, no todo está perdido. De hecho la nueva Era en la que estamos entrando trae una generación de jóvenes brillantes, audaces y valientes. Trae no solo a Greta Thunberg, trae a miles de Gretas que, regados por el planeta, no solo alzan su voz, sino que pasan a la acción y están decididos a cambiar todo aquello que no les gusta.

Greta, es vegana, le diagnosticaron a los 11 años síndrome de Asperger, un trastorno del espectro autista que afecta la interacción social y, a pesar de ello, ha logrado que con una protesta que comenzó en solitario, en agosto del año pasado mientras estudiaba noveno grado, —‘Los viernes por el futuro'—, donde en vez de ir a la escuela, se paraba frente al parlamento sueco con un simple cartel que decía: ‘Huelga escolar por el clima', hoy movilizan cada semana a jóvenes de más de 270 ciudades del globo terráqueo que, por un día se ausentan del aula de clase, por un bien superior, protestar por el cambio climático.

Con un discurso sencillo, simple, pero inspirador, irreverente y directo, que no se apoya en los mensajes idealistas de ‘un mundo mejor es posible', hace un llamado a la acción sin edulcorantes, sin cortapisas y, está encontrando eco y resonancia en el mundo.

Con su protesta, ha logrado ir sumando voluntades por miles y su voz ha tenido que ser escuchada, porque nada la puede callar, pues sus convicciones son tan sólidas y robustas que, quienes han osado criticarla, sencillamente han recibido respuestas demoledoras.

Por ejemplo, hay quienes les han llamado holgazanes, perezosos, desocupados. ¿Quiénes le atacan? Pues, políticos que siguen anclados en el pasado, como la primera ministra británica, Theresa May, quien calificó las protestas en Reino Unido de ‘desperdicio de tiempo que podría ser destinado al estudio'.

Ante la sordera e incomprensión de la Sra. May, Greta, siempre contestataria e irreverente, no tardó en responderle en otro de sus terrenos naturales, las redes sociales: ‘Puede que sea cierto. Pero, de nuevo: los líderes políticos han desperdiciado 30 años con su inacción. Y eso es mucho peor'. ¡Sencillamente brillante¡

El movimiento que ha construido Greta, ha generado tal movilización, que ha sido invitada a hablar en la Cumbre sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas y en el Foro Económico Mundial de Davos y allí, de manera contundente les ha dicho a los grandes líderes mundiales, las cosas que pocos se atreven a decirle.

Cosas como: ‘La mayoría de políticos no quieren hablar con nosotros. Está bien, nosotros tampoco queremos hablar con ellos. Queremos que ustedes hablen con los científicos, que los escuchen, porque nosotros repetimos lo que ellos llevan diciendo décadas', ‘Debemos reconocer que hemos fracasado. Todos los movimientos políticos en su forma actual, lo han hecho; los medios de comunicación han fracasado en crear conciencia en el público. Pero el homo sapiens aún no ha fracasado. Sí, estamos fracasando, pero aún hay tiempo para revertir el daño. Aún podemos corregir esto, aún está en nuestras manos poder hacerlo'.

O la dirigencia política actual, comienza ya a escuchar y, sobre todo a entender y a actuar en consecuencia, o las Gretas van a asumir el liderazgo del mundo.

Muchos dirán que eso es en Suecia, que en nuestra región, no hay Gretas. Permítanme decirles que sí las hay, afortunadamente y, cada día comienzan a aparecer en los distintos escenarios y lo están haciendo con fuerza e irreverencia.

¡Que vivan las Gretas! Gracias, Greta.

CONSULTOR POLÍTICO; EN TWITTER: @ORLANDOGONCAL.

‘Muchos dirán que eso es en Suecia, que en nuestra región, no hay Gretas. Permítanme decirles que sí las hay, afortunadamente [...'

‘Greta, [...] ha logrado que con una protesta que comenzó en solitario, [...] hoy movilizan cada semana a jóvenes de más de 270 ciudades del globo terráqueo [...]'