Temas Especiales

15 de Apr de 2021

Wei Qiang

Columnistas

Los Derechos Humanos

En mi opinión, el éxito de China de aliviar la pobreza de una quinta parte de los habitantes del planeta no solo resulta ser el mejor relato de defensa y promoción de los DD. HH. fundamentales

El 15 de marzo de 2019, el Consejo de DD. HH. de la ONU aprobó el Informe de China de la 3ra Ronda de Revisión Nacional de DD. HH. En el presente se cumplen los 70 años de vida de la República Popular China, 70 años de cambios titánicos, traducidos en amplia medida en progresos históricos, multifacéticos e inéditos registrados en la causa de los DD. HH.

En mi opinión, el éxito de China de aliviar la pobreza de una quinta parte de los habitantes del planeta no solo resulta ser el mejor relato de defensa y promoción de los DD. HH. fundamentales, sino que también constituye la contribución más importante de nuestro país a dicha causa en el mundo entero.

En 40 años de reforma y apertura, China logró sacar a 740 millones de personas de la pobreza, cifra a la cual se deben agregar las 13 millones 860 mil personas que solo en el recién pasado año de 2018 se vieron liberadas de la pobreza, así como los 13 millones 610 mil nuevos puestos de trabajo creados en el mismo lapso de tiempo.

Y, además, el país tiene establecida la meta de completar la erradicación total de la pobreza por el año 2020, lo cual quiere decir que entonces la población china de mil cuatrocientos millones se va a despedir completamente de la pobreza absoluta.

Teniendo en mente todas esas megacifras y el hecho adicional de que China ha logrado establecer los sistemas de educación, salud, seguridad social y democracia comunitaria de mayor envergadura del mundo, con toda humildad, dudo que haya salvaguardia de DD. HH. de mayor envergadura, relato de protección y promoción de DD. HH. más convincente o aporte a la causa internacional de DD. HH. más valioso que este milagro de desarrollo socioeconómico del cual China ha sido escenario.

En el marco de la última Ronda de Revisión Nacional del Consejo de DD. HH., China dio a conocer 30 medidas nuevas destinadas a garantizar los DD. HH., anunciando que aceptaba 284 de las 346 recomendaciones formuladas por los miembros del Consejo y concernientes a múltiples terrenos, incluyendo la protección a los grupos especiales como mujeres y niños, fortalecimiento de la cooperación con la Oficina del Alto Comisionado de DD. HH. de la ONU, estudios continuos sobre el establecimiento de organismos de DD. HH. a nivel estatal y prevención de torturas y tratamientos crueles, entre muchos otros.

Es preciso dejar en claro también que, mientras está abierta a las críticas y recomendaciones constructivas, China rechaza categóricamente toda intervención en los asuntos internos de China enarbolando el pretexto de DD. HH. en detrimento de la soberanía nacional y la integridad territorial de China.

Los DD. HH. siempre serán protegidos y promovidos en China, dentro del marco del Estado de derecho chino, en función de las circunstancias y condiciones nacionales y, es de recalcar enfáticamente, en estrecha consulta y colaboración con la comunidad internacional en pie de igualdad, respeto mutuo y buena fe.

EMBAJADOR DE CHINA EN PANAMÁ.