La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Chris Hoornaert

Columnistas

Seguridad ciudadana: asunto de todos para el beneficio de todos

‘No puede haber seguridad ciudadana sin prevención integral ni una mayor equidad social'

No puede haber seguridad ciudadana sin prevención integral ni una mayor equidad social. La prevención integral tiene muchas aristas, porque es asunto de todos y para el beneficio de todos.

Así hacen constar las reclusas del Centro Femenino de Rehabilitación que orgullosamente diseñaron y confeccionaron los vestidos de la colección ‘Paraíso Étnico', cuando ministras y viceministras de Estado lucieron estas piezas en ocasión de las Fiestas Patrias. También lo hacen constar los habitantes de las comarcas Ngäbe Buglé, Guna Yala y Emberá Wounaan, al colaborar con sus nuevas Fiscalías de Asuntos Indígenas para proteger mejor su paz social.

Por su determinación y ejemplo, igualmente las mujeres víctimas de violencia que acuden a los centros del Instituto Nacional de la Mujer (CINAMU) en Colón, Panamá y San Miguelito, contribuyen a derribar la violencia en sus comunidades. Para el mismo fin, las mujeres y los hombres de Samaria pueden contar con el profesionalismo de los policías de su nueva Unidad Preventiva Comunitaria. Complementariamente, tanto en Samaria como en Pedregal, los jóvenes vulnerables tienen acceso a herramientas que les ayudan, por ejemplo, a desarrollar resistencia a la presión de grupo.

También el sistema educativo juega su papel. Es así como contribuyen a la prevención tres mil estudiantes de treinta y seis centros educativos que se volvieron líderes en prevención, al juntarse al programa ‘Juntos para una Comunidad sin Violencia'. Del mismo modo, la Red de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes aplica un nuevo protocolo de detección y atención de menores en situaciones de riesgo dentro del sistema educativo.

Paralelamente, gracias al nuevo Centro de Excelencia para el Análisis de Tendencias de Crimen y Drogas establecido en Panamá, el alto mando de las instituciones de seguridad dispone de mejor información para asignar los recursos donde y cuando la población más los necesita.

Todos estos panameños, hombres y mujeres, jóvenes, niños, niñas, estudiantes, indígenas, tienen una aspiración común: vivir en paz y seguridad. Todos han entendido que conseguir su meta requiere su involucramiento, de la mano y con el acompañamiento de las instituciones públicas a cargo de la seguridad ciudadana.

Y en todos los ejemplos anteriores también tienen otro punto común: han participado —a veces sin siquiera saberlo— en un programa del Estado de Panamá apoyado por la Unión Europea, el programa de cooperación en tema de seguridad Secopa.

Secopa es el mayor programa jamás financiado por la Unión Europea en Panamá, y uno de los mayores en Centroamérica. Es innovador por el alcance integral de sus acciones, que conducen a atacar la inseguridad desde diferentes dimensiones, actores y estrategias, para la puesta en marcha de un modelo de seguridad integral. Desde el 2015, ha permitido manifestar el firme compromiso de la Unión Europea con la seguridad ciudadana en el país. En todos los continentes, la Unión Europea apoya los esfuerzos por garantizar la paz, la estabilidad y la seguridad que la ciudadanía exige. La seguridad y el desarrollo dependen el uno del otro: sin seguridad, no puede haber desarrollo, porque las condiciones para que florezcan las actividades productivas y creativas no se dan. Recíprocamente, la consecución de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados a nivel internacional son una condición para que las sociedades puedan prosperar en paz y seguridad.

Hemos leído con entusiasmo las contundentes declaraciones del Gobierno de la República relativas a la importancia de la prevención integral para lograr la seguridad ciudadana. Es un enfoque que la Unión Europea ha contribuido a difundir y a hacer realidad en las comunidades del país durante los últimos cinco años. Del otro lado del charco, la Unión Europea está también combatiendo flagelos como el consumo de drogas, y por ende, su demanda. El pueblo de Panamá, su Gobierno y sus instituciones pueden contar con nosotros para seguir trabajando de la mano con ellos hasta que los esfuerzos conjuntos de prevención y de mayor equidad social establezcan la sociedad más segura, justa y en paz que todos anhelamos.

EMBAJADOR, DELEGACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA EN PANAMÁ.