La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Rubén Darío Paredes

Columnistas

Cortizo necesita apoyo popular contra la corrupción

Del presidente Laurentino Cortizo en sus primeros 60 días de gobernante, a pesar de algunos errores no costosos

Del presidente Laurentino Cortizo en sus primeros 60 días de gobernante, a pesar de algunos errores no costosos, predominan sus aciertos, en consecuencia, conserva la imagen de ser un gobernante inspirado, preocupado y bien intencionado. Yo no le di mi voto y él lo sabe, aunque somos dos ex ministros de Desarrollo Agropecuario, coincidentes con el reimpulso del sector agropecuario, o verdadera riqueza del país hacia el mañana, estaba consciente de que para la gran tarea de rectificación nacional, el Toro Balladares era el candidato mejor calificado, para el reordenamiento de la institucionalidad del país y profilaxis de los tres Órganos del Estado, iniciando por el Órgano Ejecutivo de donde históricamente se origina la metástasis de la corrupción y, por supuesto, la Asamblea de Diputados.

No por considerar a Balladares con el potencial y Cortizo no para tan gigantesca tarea; pero muy pocos pone en dudas universalmente, que todo expresidente que ejerce el mandato por segunda vez, siempre es más sabio, persuasivo y eficaz que los debutantes. Luego, después del revés del Toro en las primarias del PRD, como mi partido es Panamá, pero creo que los partidos son imprescindibles en las democracias verdaderas, preferí una de las candidaturas independientes comprometidas desde temprano en la campaña electoral, en convocar la Constituyente Paralela, única vía expedita que ofrece la Constitución vigente de 1972, en su Art. 314, para emerger con una nueva Constitución, o Reformas profundas y cirugía radical en los tres Órganos del Estado.

Sin embargo, sí hay que reconocer que Cortizo es más fogueado, tolerante y supera al Toro cuando ya ambos se miden en el centro de la arena bajo presión y refriega política criolla, e hizo ver a los del Ala Rota del PRD mediante un ‘Aparente Pacto de sal' para ganar no solo apoyo, sino espacio hasta consolidarse ya desde la cima del poder de la Nación, se comprometía a no introducir cambios a la Constitución que atentaran contra sus intereses, entre estos y más preocupantes que la reelección para los diputados siga siendo vitalicia y para evitar ‘sorpresas o sorprendidos', que las Reformas se realizaran desde la Asamblea a bordo del Art. 313, conocido como el comodín y burladero contra las embestidas del pueblo.

En lo medular lo que buscan ya pronto todo el pleno de los 71 diputados y en el remolque a los 5 diputados virgen, de ninguna manera permitir que el Pueblo Soberano participe en la creación de la nueva Constitución o Reformas Profundas a través de la Constituyente Paralela, donde sí participa el Soberano con 60 ciudadanos escogidos por votación popular a nivel nacional y Comarcas. Donde la Asamblea Nacional no podría inmiscuirse siquiera para introducir el Padre Nuestro ni una coma al Proyecto cuando esté maduro ya rumbo al Referéndum.

¿Qué ocurre hoy 60 días después? Convencido Cortizo, sus asesores e ideólogos políticos del PRD que de honrar el ‘Pacto de Sal' sería un suicidio político e irresponsabilidad política histórica y desprestigio contra el Torrijismo y el PRD, en consecuencia, sugiere él mismo en sus mensajes entre líneas, que si votamos NO al Proyecto Reformador a la medida de las conveniencias y privilegios de los diputados y elite política y económica del país, significaría el apoyo y mandato popular masivo y coyuntura política ideal para que el Cortizo inmediatamente convoque al país a las elecciones para escoger los 60 miembros de la Constituyente Paralela.

Como la Asamblea seguro trataría de cerrarle el paso a Cortizo y la Constituyente Paralela, a la usanza del presidente de México, López Obrador, recurrir a la figura de la consulta directa con los todos los panameños gobernados, mediante un PLEBISCITO*… ‘Si quieren se convoque la Constituyente Paralela o No'…, como intuyo que el resultado sería un SÍ abrumador, dejaría a la Asamblea y sus aliados, aún más débiles y una revocatoria de su credenciales tacita por el Pueblo.

Someter a la Asamblea a un merecido descanso o Pausa Para la Reflexión sin sueldo y llamar a elecciones para una nueva Asamblea Nacional, pero ya bajo las reglas de la Nueva Constitución. Para aquellos que puedan pensar que se trata de un golpe de Estado en cubierta… ¡Sí lo sería!, pero además preguntémonos… ¿Qué es preferible, seguir secuestrados y sometidos de rodillas por la corrupción institucionalizada; o recurrir al PLEBISCITO Y ORDEN PÚBLICO, GARANTIZADO BAJO EL BRAZO FUERTE DEL ESTADO?

*Plebiscito desde el año 471 a. C. Derecho Romano… Plebis de Plebe… consulta directa al Pueblo.

Y sin intermediarios del Gobernante a los Gobernados. Hoy, 2019 ES= ‘DE PICHER A QUECHER'.

GENERAL (R) Y EXMINISTRO.