Panamá,25º

12 de Dec de 2019

Avatar del Modesto A. Tuñón F.

Modesto A. Tuñón F.

Columnistas

Atención con el gerundio

‘(En) la [...] Feria Internacional del Libro de Panamá, encontré al periodista y profesor Robert K. Fernández [...]. [...] divulgaba la publicación de su estudio ‘Cómo usar el gerundio español'.'

El trabajo meticuloso y el tesón en producir el conocimiento, ofrecen resultados que asombran y contribuyen por tanto a enriquecer la cultura. En el ámbito del lenguaje, este esfuerzo suele dar nuevas posibilidades para fortalecer la comunicación entre la gente y ayudar a comprenderse mejor. Un antiguo compañero y luego colega constituye el modelo perfecto de estas ideas.

Durante la reciente Feria Internacional del Libro de Panamá, encontré al periodista y profesor Robert K. Fernández sentado en un mesón, donde varios autores promovían sus libros y procedían a autografiar los ejemplares adquiridos por los lectores. La buena noticia era que él divulgaba la publicación de su estudio ‘Cómo usar el gerundio español'. La edición, de reciente impresión, no ha contado con mucha publicidad y Fernández trataba de hacerlo.

Al tomar la obra y abrir sus páginas, surgieron recuerdos gratos sobre la permanente preocupación de este infatigable indagador del uso de esta herramienta gramatical, que suele ser mal empleada por parte del público al redactar documentos, textos y sobre todo información para los medios de prensa. Sucede que el gerundio tiene un lugar específico en la estructura semántica y por lo general se le cambia el sentido al escribir.

Hace más de veinte años, Fernández nos expuso ese problema y su interés en dar pasos para aclarar sobre cómo lograr la redacción que no cayera en el equívoco de una mala aplicación de esa forma que asume la acción expresada en las oraciones. Le propusimos que preparara un manual y de allí salió ‘El gerundio periodístico', de su autoría y que fuera patrocinado por el Centro de Investigaciones de la Comunicación, en el Ministerio de Gobierno y Justicia.

Fernández se quedó con el interés de profundizar y desarrollar más ampliamente esta misteriosa materia. La nueva versión es más prolija, detallada y pormenorizada con los casos, que le permiten aumentar el énfasis y abrir una discusión extensa sobre la manera adecuada de darle su función real y perspectivas al gerundio, no importa lo extraño y complejo de ciertos giros, que a veces se derivan de adaptaciones caprichosas provenientes del inglés.

‘El empleo del gerundio, sobre todo el de posterioridad, es un problema lingüístico serio que enfrentan desde hace siglos, lo usuarios de la lengua española', puntualiza así quien concibió este libro; sin embargo, resalta que ‘es un adverbio simple, complemento del verbo; si tiene esta función, se evita la incorrección en los escritos'. Adquiere dos formas básicas; aquellas terminadas en ando (caminando) e iendo (siguiendo).

Resulta que en una construcción se ubica el componente que contiene el gerundio en primer lugar; ‘pensando en ti' y luego la expresión relacionada: ‘compuse un poema'. A menudo se hace lo contrario en la elaboración de la noticia. ‘Pagó con un billete de veinte dólares; llevándose todo el cambio existente en la abarrotería'. Dice Fernández que ‘nunca se debe emplear para expresar consecuencias, ideas, acciones futuras'.

El gerundio modifica un verbo y al escribir, su acción es anterior o simultánea a la de este. Una de sus formas esenciales es con el verbo haber. ‘Habiendo recorrido todo el Casco Antiguo, conoció sus exactas dimensiones'. En el caso de simultaneidad, ‘Camina mirando las pinturas sobre la pared'. Ambas, ‘caminar' y ‘mirar' ocurren al mismo tiempo. Se habla de una compatibilidad entre ambas; se produce una comunidad de sentido.

A partir de estas explicaciones, avanza el resto del libro para detallar y analizar diferentes ocasiones cuando aparece en todo tipo de textos, legales (en teorías y en normas), administrativos, deportivos, científicos, literarios y sobre todo informativos. Se encuentran también aplicaciones y ejercicios de interacción para que el lector confirme su comprensión.

Fernández elaboró un invaluable documento que aclara dudas y satisface a usuarios del español.

PERIODISTA

‘Fernández se quedó con el interés de profundizar y desarrollar más ampliamente esta misteriosa materia. La nueva versión es más prolija, detallada y pormenorizada con los casos, que le permiten aumentar el énfasis [...]'