Panamá,25º

22 de Nov de 2019

Juan Diego Correa Quirósopinion@laestrella.com.pa

Columnistas

'¡Constituyente Ya!'

“Ya que el poder solo emana del pueblo, la única vía es la Originaria. Se necesitan firmas para llamar a la Constituyente”

Algunos pensaron que por ser fiestas patrias no habría más protestas, sin embargo se equivocaron. La Carta Magna no aguanta más parches, es por eso que no queremos las reformas. También porque no tiene sentido que pongamos nuestra Constitución en manos de los diputados, que son parte del problema.

Con tanta incertidumbre que generan los diputados de la Asamblea Nacional, el presidente Cortizo debe convocar inmediatamente la Asamblea Constituyente.

No tiene sentido gastar millones de dólares en un referéndum en el que todos sabemos que ganará el “No”. Por eso la Constituyente es la revolución que necesitamos.

Como mencionó el licenciado Gabriel Ábrego: “Los procesos constituyentes deben ser democráticos y participativos. El proceso de asamblea constituyente paralela es reformatorio y carece de independencia” (Ábrego Jun. 2019). En otras palabras, la Constituyente Paralela va de la mano del Ejecutivo y de los diputados. Al primero solo lo quiere el 30 % del país, mientras que a los diputados nadie los quiere. Solo se salvan los de la bancada independiente.

El presidente argumenta que se deben escuchar las propuestas de la Concertación Nacional, sin embargo esa entidad no representa al pueblo verdaderamente. Eso sí, es un grupo de personas altamente capacitadas y con las mejores intenciones. No obstante, la Constitución se tiene que construir de abajo hacia arriba y hoy se le está dando la espalda a la ciudadanía.

Como menciona Ábrego, hay muchos otros motivos a favor de una Constituyente Originaria: “El Tribunal Electoral domina la participación ciudadana reglamentando el tiempo y la forma de recaudación de firmas y ejecuta el proceso de elección”.

Y como todos sabemos, el Tribunal Electoral ha estado en el ojo del huracán desde antes y después de las Elecciones Generales en mayo de este año.

Además, “La Constitución carece de un mecanismo efectivo para la tutela de las garantías y protección de los derechos fundamentales”. Derechos como a la igualdad de oportunidades económicas e igualdades como ciudadanos panameños, todos, sin discriminación.

Ya que el poder solo emana del pueblo, la única vía es la Originaria. Se necesitan firmas para llamar a la Constituyente.

Así que sigamos presionando al presidente y comencemos a recoger firmas en las protestas. Ya nos unimos, ahora toca tener la iniciativa y liderar.

Estudiante de Ciencias Políticas y Periodismo.