Temas Especiales

14 de Aug de 2020

Luis Carlos Cabezas M.

Columnistas

INA, una graduación innovadora

Del Instituto Nacional de Agricultura al Instituto de Agrotecnología de las Américas

Cuando el entonces candidato Laurentino “Nito” Cortizo elaboró su plan de gobierno destacó la Educación como su principal “estrella”. Y tras asumir su cargo como presidente constitucional del país, decidió efectuar su primer Consejo de Gabinete en las instalaciones, precisamente, de un colegio. Pero no de cualquier plantel educato, sino de uno que representa históricamente el símbolo de la formación de los jóvenes que deciden abrazar el agro como especialidad: el Instituto Nacional de Agricultura (INA).

Allí volvió para conmemorar el aniversario del plantel educativo y hacer un reconocimiento público al sector más golpeado, vejado y humillado de los últimos años: el agro.

Igual cumplió cuando creó el Gabinete Agropecuario bajo la responsabilidad, como secretaria Técnica, de la periodista Blanca Gómez, quien con su vasta experiencia da seguimiento a cada uno de los acuerdos del Gobierno.

También hace poco ofreció una calurosa acogida a los estudiantes del INA en las instalaciones de la feria de Azuero.

Y este 19 de diciembre de 2019, aunque el presidente no estuvo físicamente durante la ceremonia de graduación de los estudiantes del INA, se sintió su presencia.

Para la ceremonia se contó con la presencia del ministro de Desarrollo Agropecuario Ing. Augusto Valderrama, quien no solo dio prestigio al acto con su participación sino que además garantizó a esa Juventud, por lustros olvidada, que a través de becas, cada uno de ellos puede continuar con sus estudios hasta especializarse en su profesión.

No hay duda de que estos jóvenes ya son parte del sector, no como uno más, sino como un eslabón que fortalece la innovación y la tecnología de la máquina del desarrollo continuo.

Aunado a lo anterior, esa actividad selló formalmente la transición que convierte a la institución educativa en la futura vía generadora de tecnólogos para el sector agropecuario, que contribuirán en la modernizar no solo de nuestra producción agropecuaria sino también de Latinoamérica.

Y es que con ello, se aspira internacionalizar las dos excelentes facultades que constituyen orgullo para nuestra Universidad de Panamá: la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Medicina Veterinaria.

El acto representó no solo el tradicional entusiasmo de los jóvenes, sus padres y familiares, sino también un trascendental paso histórico en la modernización, y por qué no decirlo, en el liderazgo del agro panameño en la región.

Felicitaciones al grupo de hombres y mujeres que silenciosamente, bajo el liderazgo del ministro Valderrama y de la ministra Maruja Gorday de Villalobos, honraron una vez más las promesas del presidente Cortizo. Un gran paso en la dirección correcta.

¡Loor al INA, sus estudiantes y profesores!

Abogado y docente