Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Avatar del Samuel Lewis Galindo

Samuel Lewis Galindo

Columnistas

La Argentina busca 'otra' negociación con Maduro

El presidente Fernández, de la Argentina, lanzó la absurda idea de revivir el “Grupo de Contadora” para buscarle “solución” al problema de Venezuela.

El presidente Fernández, de la Argentina, lanzó la absurda idea de revivir el “Grupo de Contadora” para buscarle “solución” al problema de Venezuela. Los integrantes del “Grupo de Contadora” eran estadistas de gran respeto internacional, ya todos han fallecido. Quienes podrían reemplazarlos son personas de limitados méritos y carentes, por lo mismo, de fuerza, autoridad y reconocimiento internacional.

El presidente Fernández está buscando, en el fondo, darle a Maduro otro “diálogo de paz”. Este, por supuesto, recibió el nuevo ofrecimiento con gran satisfacción. Son incontables (no menos de 10 intentos) los diálogos que, buscando resolver el problema venezolano, se han llevado a cabo por distintas personas y en distintos países. ¿Qué ha salido de ellos? Nada. Maduro ha sabido aprovechar el tiempo para acrecentar la fortuna de él y de sus allegados, con el negocio del narcotráfico. Ha constituido en Venezuela una mafia dedicada a ese ilícito negocio. Hay países que quieren democratizar a Venezuela con elecciones transparentes y limpias y otros que se muestran indiferentes a la suerte de esa gran nación.

Maduro, hasta el presente, ha demostrado gran similitud con el general Noriega. Todo puede darse en las conversaciones hasta que llegan a la salida de ellos. Esto pone fin a toda negociación. Ni Maduro ni Noriega estuvieron jamás dispuestos a dejar su cargo.

El “Grupo de Lima” busca reestablecer la democracia en Venezuela con elecciones libres y con observadores internacionales que le den amplias seguridades de imparcialidad a todos los aspirantes a dirigir ese gran país.

A todo esto Panamá siguiendo, tal vez, las presiones de los grupos radicales de izquierda del PRD, está adoptando una posición muy débil, sin un comportamiento claro, que demuestra mucha ambigüedad. No ha dicho si apoya las medidas del “Grupo de Lima” o favorece al presidente Fernández en su intención de revivir al “Grupo de Contadora” y darle a Maduro “otra” negociación y permanecer más tiempo en el poder.

Es bueno traer las expresiones de un prominente excomunista decepcionado del régimen autoritario, que hoy preside el dictador Vladímir Putin y del cual son aventajados seguidores los “dictadorzuelos” Nicolás Maduro, Evo Morales y Daniel Ortega, que manifestó que “los intelectuales en el mundo nunca contradicen a las izquierdas y si lo hacen es de una manera muy débil. No quieren que se les acuse de ser poco progresistas”. ¿Estará esto sucediendo en Panamá?

El “Grupo de Lima” está conformado por países de presidentes democráticos, que han demostrado buenos deseos hacia el pueblo venezolano, pero, hasta ahora, eso ha sido todo. Las sanciones económicas las ha llevado a cabo los EE. UU. y en algunos casos, aunque en menor escala y efectos económicos, la Unión Europea, con la exclusión de España, que en ocasiones busca cualquier pretexto que pueda la medida perjudicar a Maduro, para darle vuelta y soslayar lo acordado por la Unión Europea, de la que España, desde hace buen tiempo, forma parte.

Empresario