Temas Especiales

15 de Jul de 2020

Luis Rojo

Columnistas

Solidaridad humana

Es la que viene demostrando el mundo entero con el nefasto tema de lo que hoy es una pandemia como lo es el coronavirus. .

Es la que viene demostrando el mundo entero con el nefasto tema de lo que hoy es una pandemia como lo es el coronavirus.

Cada vez es más preocupante la extensión desmesurada de este flagelo que amenaza a toda la humanidad sin distingo de razas, ideas políticas, estrato social y credo religioso.

Sobre lo que todos los individuos debemos tomar conciencia de las repercusiones mortales, por la falta de toma de medidas de carácter sanitario en nuestras conductas que debemos poner en práctica a diario.

Esta sepa, que tiene un periodo de incubación de hasta quince días, se muestra con problemas en el sistema respiratorio, llegando a causar los decesos de forma inmediata dada, las afecciones sistemáticas en la garganta y en los pulmones.

Es por ello que nuestras autoridades de Salud salieron al paso, señalando que nuestro país, por tener una economía de servicio, que a su vez se transforma en un Hub de las Américas, por su posición geográfica, es vulnerable, si no tomamos las medidas correspondientes.

Aunado a ello que muchas naciones necesitan de nuestros sistemas operativos, dado que somos un país de tránsito, incluyendo las labores que por su naturaleza ofrece el Canal interoceánico.

Pese a las advertencias, por las que debemos actuar con un alto grado de responsabilidad, nuestro país, que en reiteradas ocasiones se sitúa como una de los puntos en el ranquin de los más felices del mundo, no debemos soslayar una eventual presencia del coronavirus.

Concerniente a este delicado tema es imperante destacar las muestras de solidaridad del pueblo panameño con la comunidad de origen china que en otros países ha sufrido los embates de agresiones por actitudes de ignorancia.

Queda pues, como último mensaje reiterar que Panamá es un país bendecido por Dios que, frente a múltiples embates, ha sabido salir adelante como un Estado que extiende sus brazos a miles de extranjeros que nos ven bajo sus ópticas como puente del mundo y corazón del universo.

Comunicador social.