Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Avatar del Guillermo A. Cochez

Guillermo A. Cochez

Columnistas

¿Estaremos en manos del narcotráfico?

Las noticias sobre el narcotráfico abruman a muchos países de América Latina. Panamá no es la excepción. Los medios así nos lo revelan: 14 de febrero.

Las noticias sobre el narcotráfico abruman a muchos países de América Latina. Panamá no es la excepción. Los medios así nos lo revelan: 14 de febrero. 284 paquetes de droga fueron decomisados en Punta Coco. Panamá rompe récord con un total de 90.99 toneladas decomisadas en 2019. 1001 paquetes de droga hallados en la lancha en operación policial entre Panamá y Colombia. 700 paquetes encontrados en Operación Escudo y 247 en Veracruz, distrito de Arraiján. Solo la semana pasada se decomisaron treinta mil dólares en efectivo escondidos en una almohada dentro de un carro. En una residencia, en el exclusivo barrio de Santa María, fueron descubiertos varios autos de lujo valorados en un millón de dólares.

¿Se imaginarán si en un solo vehículo encontraron de casualidad tanta plata en efectivo, cuántos otros estarán en las calles de la ciudad o del país con el mismo trasiego de dinero proveniente de actividades ilícitas que no se detectan? ¿Se imaginan la cantidad de autos de lujo que circulan por nuestras calles que han sido comprados en efectivo y que ayudaron a lavar dinero mal habido? En muchos de esos operativos las voces de alerta vienen de la DEA o de autoridades de otros países. Eso debe preocuparnos.

Estamos penetrados por el narcotráfico mucho más de lo que pensamos. ¿Por qué creen que se da la lucha por el poder en distritos pobres, pero que tienen acceso al mar? Cuando por las costas de Veraguas, Chiriquí o Bocas del Toro, por mencionar algunas, se da un decomiso importante, ¿Sabremos alguna vez cuántas lograron evadir los controles de la Policía Nacional? ¿O cuántas contaron con el apoyo de algún policía, representante de corregimiento o alcalde para que el trasiego fuera exitoso?

Acabamos de ver cómo sale a relucir el apoyo que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, prestaba a narcos para que operaran sin problemas un laboratorio de drogas, de la cual su hermano Tony, hoy preso por narcotráfico, también era socio. Las series televisivas muy reales sobre narcotráfico en Colombia y México nos enseñan con lujo de detalles la capacidad que tienen los carteles de la droga, por el dinero que manejan, para comprar jueces, fiscales, políticos, funcionarios y todo el que tenga que ver con esto, como representantes de agencias norteamericanas que también sucumben ante estos poderes.

Panamá no es una excepción y podría estar pasando aquí mucho más intensamente de lo que pensamos. Juan Carlos Varela llegó a decir más de una vez que había siete diputados involucrados en drogas. Lo debía saber porque la seguridad del Estado debía conocer los detalles. ¿Cuántos estarán en estos ilícitos? ¿Quiénes servirán de testaferros de los negocios ilícitos que tienen y que se pavonean por las calles como los grandes señorones? ¿Cuántas exitosas empresas estarán lavando dinero? ¿O cuántos políticos y empresarios con aureola de decentes? ¿Cuántas tiendas o supermercados también sirven de lavandería?

Presidente Cortizo: El asunto es grave, por el incalculable poder de corrosión que tiene este flagelo sobre los cimientos de la Nación, ya de por sí bastante deteriorados. Urge que adquiramos los equipos tecnológicos necesarios y procedamos a encontrar los recursos que exigen las Fuerzas de Seguridad para enfrentar con mayor capacidad este grave problema. Urge dotar de mayores herramientas y presupuestos al Ministerio Público y al Órgano Judicial. En este esfuerzo, los mayores consumidores de drogas, como Estados Unidos, Europa y Oriente, deben compartir gran parte de lo que nos cueste este esfuerzo, no solo en dinero, sino en entrenamiento y equipos. No esperemos mucho más.

Abogado